Miles de italianos sin hogar tras el peor terremoto desde 1980 | Europa | DW | 31.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Miles de italianos sin hogar tras el peor terremoto desde 1980

El primer ministro italiano, Matteo Renzi,prometió hoy reconstruir la región afectada por el terremoto que sacudió el domingo el centro del país y dejó a miles de personas sin hogar.

Los habitantes de Caldarola, en el centro de Italia, pasan la noche en un centro de acogida.

Los habitantes de Caldarola, en el centro de Italia, pasan la noche en un centro de acogida.

El terremoto, el más fuerte desde 1980, devastó el "corazón" de Italia, escribió Renzi en un boletín oficial. "Estos pueblos son la identidad de Italia: Hay que reconstruir todo rápido y bien", dijo este lunes (31.10.2016).

Durante la noche pasada, el centro de Italia se vio sacudido por varias réplicas, la mayor de ellas de magnitud 4,2, informó Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología italiano (INGV).

El epicentro de dicha réplica se ubicó cerca de la pequeña ciudad de Norcia, al igual que el del terremoto del domingo, que tuvo una magnitud de 6,5.

15.000 personas en refugios

Según protección civil, más de 15.000 personas se encuentran en refugios o en sus vehículos, pero estiman que fueron muchos más los que se quedaron sin hogar. El sismo destruyó localidades históricas en la región montañosa de los Apeninos. Se registraron daños incluso en Roma, situada a 110 kilómetros, donde dos iglesias tuvieron que cerrarse por motivos de seguridad. Hasta el momento no se reportaron víctimas porque muchos sitios ya habían sido desalojados tras el terremoto de agosto, en el que murieron 298 personas.

Ruinas que dejó el terremoto en Arquata del Tronto, en la región de Marcas.

Ruinas que dejó el terremoto en Arquata del Tronto, en la región de Marcas.

Bienes culturales sufrieron daños

El nuevo sismo dañó numerosos bienes culturales, como la basílica de San Benedetto en la ciudad de Norcia, en la región de Umbría. "Norcia no muere", aseguró el alcalde Alemanno Nicola. Miles de personas fueron trasladadas a la costa adriática, mientras que muchos prefirieron no abandonar la localidad.

"No podemos tener durante varios meses tiendas de campaña en las montañas bajo la nieve", escribió Renzi. "Hay suficientes hoteles para todos", agregó. Incluso los edificios que no colapsaron durante el movimiento telúrico deben ser examinados por especialistas. Por lo tanto, muchas personas no pueden regresar a sus hogares, asegura Protección Civil.

El Ministerio de Cultura espera ahora y sumado al terremoto de agosto unos 5.000 informes sobre posibles daños, dijo la secretaria general Antonia Pasqua Recchia.

También en Roma se registraron daños. El histórico Puente Mazzini sobre el río Tíber, que conecta el barrio de Trastevere con el centro histórico, ha sido cerrado temporalmente. También la Basílica de San Pablo Extramuros está siendo examinada por posibles daños, mientras que fueron cerradas la iglesia de San Francisco, en el distrito de Monti, y la iglesia en la plaza de San Eustaquio, que es muy popular entre los turistas.

Casas afectadas por el terremoto en Perugia.

Casas afectadas por el terremoto en Perugia.

Las escuelas permanecen cerradas en Roma

En tanto, las escuelas de la capital también permanecen cerradas ante la posibilidad de daños. El martes es un día festivo en Italia. El Gobierno italiano planea esta noche celebrar una reunión de gabinete. El terremoto tiene también una dimensión política para Renzi, ya que el 4 de diciembre los italianos votarán sobre una reforma constitucional a la que el jefe de Gobierno vinculó su futuro político.

Alemania ofrece su ayuda a Italia

Por su parte, el Gobierno alemán ofreció hoy su ayuda al primer ministro italiano para hacer frente a las devastaciones originadas por el terremoto. "Alemania va a seguir estando al lado de Italia cuando y donde sea necesario. Uno se puede imaginar el sufrimiento que esto significa para la gente", declaró el portavoz del Ejecutivo germano, Steffen Seibert, durante una comparecencia rutinaria ante la prensa en Berlín.

El vocero lamentó también las pérdidas de patrimonio que originó el último sismo en Italia pero se congratuló de que, en esta ocasión, no hubiese que lamentar vidas humanas.

CP (efe, rtr)

DW recomienda