1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

MH17: los autores deberían ser juzgados

Afectados por el derribo del vuelo MH17 en el Este de Ucrania recuerdan a las víctimas tres años después. Tanto los autores como los responsables políticos deberían ser llevados ante los tribunales, opina Bernd Johann.

Familiares y amigos de las víctimas del MH17 recordarán durante toda su vida este vuelo del 17 de julio de 2014. Aquel día, un misil antiaéreo provocó la muerte de los 298 pasajeros de este Boeing de Malaysia Airlines, que volaba sobre el este de Ucrania. 298 árboles plantados recuerdan a las víctimas cerca del aeropuerto de Schipol (Amsterdam) como un bosque de la memoria. Cada árbol representa a uno de los fallecidos y está rodeado de girasoles en recuerdo del paisaje sobre el que fue derribado el avión y la guerra en el este de Ucrania.

Guerra, no tragedia

La catástrofe del MH17 no fue un trágico accidente aéreo. No fue un error técnico ni humano. Tampoco fueron las condiciones meteorológicas. Tanto la tripulación como los pasajeros se convirtieron en víctimas de guerra. Hacía tiempo que Ucrania debería haber cerrado el espacio aéreo sobre Donbass. Sin embargo, lo hizo cuando ya era demasiado tarde. Por eso, Kiev también tiene que aceptar cierta responsabilidad. ¿Pero a quién hay que responsabilizar por disparar el misil? ¿Quiénes fueron los autores de este posible crimen de guerra? Estas son preguntas que deben ser aclaradas.

Mapa con el vuelo del MH17.

Mapa con el vuelo del MH17.

Los Países Bajos, de donde procedían la gran mayoría de las víctimas, decidieron llevar a los responsables ante los tribunales aunque hasta ahora no haya ninguna orden de detención. El año pasado, investigadores internacionales presentaron un informe tras intensas indagaciones. En él se apunta a separatistas pro rusos y a Moscú. Al MH17 se le disparó con un misil ruso tipo Buk. También se conoce el lugar desde donde se disparó y se cree que los autores fueron posiblemente los separatistas pro rusos.

Poco antes ser disparado, el Buk había sido trasladado desde Rusia al este de Ucrania. Los investigadores pudieron seguir su ruta y aspiran incluso a identificar a numerosas personas. Sin embargo, todavía no se han dicho nombres.

Si se llega a iniciar un proceso, no solo sería un gran reto desde el punto de vista penal, sino también tendría una enorme dimensión política. Si los investigadores están en lo cierto, alguien habría ordenado en Rusia el envío del lanzamisiles al este de Ucrania, algo que no habría sido posible sin la cobertura política de Moscú. Si esas acusaciones se confirmaran en los tribunales, no solo se demostaría la corresponsabilidad de Rusia en el disparo, sino también su implicación en la guerra de Donbass.

La verdad tiene que salir a la luz

Hasta ahora, los dirigentes del Kremlin niegan cualquier participación. Rusia intenta desviar la culpa  del disparo a Ucrania desde hace tres años planteando constantemente nuevas teorías, pero aún no ha presentado pruebas que lo demuestren. Por el contrario, critica las investigaciones realizadas por no ser imparciales. Y, sin embargo, fue la misma Rusia la que impidió una investigación independiente en el Consejo General de Naciones Unidas para determinar la autoría del disparo. 

Todo parece reforzar la sospecha de que Moscú tiene algo que esconder. Y por eso hay que perseguir jurídicamente a los autores del disparo del misil. Puede que no sirva para facilitar las relaciones con Rusia, pero el Estado de Derecho no tiene otra opción que la de garantizar justicia a las víctimas del MH17 y sus familiares. Por eso, tanto los autores como los responsables políticos deberían comparecer ante los tribunales. Incluso aunque este proceso dure años, la verdad tiene que salir a la luz.

DW recomienda