1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Mexico: nuevos cargos contra exalcalde de Iguala por caso Ayotzinapa

Un juez federal mexicano imputó nuevos cargos al exalcalde de la ciudad mexicana de Iguala José Luis Abarca, investigado por la desaparición y presunto asesinato de 43 estudiantes en septiembre de 2014.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) indicó en un comunicado que el juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales del Estado de México dictó el auto de formal prisión contra el político por los delitos de delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Abarca fue detenido junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, el 4 de noviembre de 2014 en una vivienda de la capital mexicana, ambos acusados de ser los autores intelectuales del ataque contra decenas de alumnos de la escuela para maestros de Ayotzinapa.

El exalcalde está recluido en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, unos 90 kilómetros al oeste de la Ciudad de México. En su contra hay varias causas abiertas, entre ellas por la desaparición de los jóvenes, por rpesuntos vínculos con el cártel Guerreros Unidos y por el asesinato del líder social Arturo Hernández Cardona, ocurrido en 2013, donde las imputaciones son secuestro y homicidio calificado.

Abarca fue detenido junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, ambos acusados de ser los autores intelectuales del ataque contra los normalistas de Ayotzinapa.

Abarca fue detenido junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, ambos acusados de ser los autores intelectuales del ataque contra los normalistas de Ayotzinapa.

43 desapariciones

Los estudiantes de Ayotzinapa desaparecieron la noche del 26 al 27 de septiembre del año pasado, tras ser perseguidos por policías municipales que los entregaron a un grupo criminal.

Varios detenidos declararon que los jóvenes fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula, una comunidad vecina a Iguala, 200 kilómetros al sur de la capital mexicana. Sin embargo, esta versión, que hasta ahora había sido dada por cierta por la fiscalía general, fue rechazada en septiembre por un grupo interdisciplinario de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y se hará un nuevo peritaje.

El móvil del presunto asesinato de los jóvenes todavía no está claro. Hasta ahora sólo fragmentos óseos de uno de los estudiantes han sido identificados con certeza por un laboratorio de Innsbruck, en Austria, mientras que hay evidencia moderada sobre la identidad de otro.

Sigue la violencia en Guerrero

Entretanto, la violencia del crimen organizado azota de nuevo al estado mexicano de Guerrero, sumando en los dos últimos días más de una veintena de fallecidos al negro balance de una de las zonas más peligrosas del país y marcando las primeras semanas del nuevo gobernador, Héctor Astudillo.

Seis personas, entre ellos dos niños, murieron el lunes (9.11.2015) en un ataque armado perpetrado en el municipio de Chilapa de Álvarez, informaron fuentes de la fiscalía estatal. Estas víctimas, cinco de ellas familiares de un exdirector de seguridad pública del municipio, se suman a las doce personas que murieron el domingo en un ataque armado durante una pelea de gallos clandestina.

Fue en el municipio de Cuajinicuilapa, en la región de la Costa Chica y limítrofe con el sureño estado de Oaxaca, en un aparente ajuste de cuentas entre miembros del crimen organizado que acabó también con la vida de dos menores de edad.

Además, en el puerto de Acapulco, al menos siete hombres fueron asesinados a tiros en las últimas horas, tal y como recogen medios locales, recrudeciendo la ola de violencia que ha sacudido en los últimos meses a esta ciudad turística. Estas muertes, al parecer relacionadas con el crimen organizado, vuelven a poner de manifiesto la frágil seguridad en Guerrero, una región marcada por la tragedia de Iguala.

RML (dpa, efe, medios)

DW recomienda