1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel y Sarkozy piden unidad y liderazgo europeo frente a crisis

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigieron a la Unión Europea que adopte una posición común en la cumbre del G20 en Londres y asuma una posición de liderazgo frente a la crisis.

Europa sólo puede responder con fuerza a la crisis si actúa "con una voz única", escribieron en una carta conjunta enviada en Berlín y dirigida al presidente de turno de la UE y primer ministro checo, Mirek Topolanek, y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

En la próxima cumbre del G20, el 2 de abril, se trata sobre todo de crear una nueva arquitectura financiera, subrayaron. "La Unión Europea tiene que adoptar una posición común y tomar la iniciativa en este proceso".

En esa cita se ha de enviar a los ciudadanos y a los países de todo el mundo "un fuerte mensaje de confianza en el alcance y eficacia de nuestros programas coyunturales", continuaron los máximos representantes de Francia y Alemania.

Merkel y Sarkozy volvieron a hacer hincapié en la necesidad de someter a un adecuado control los fondos susceptibles de crear riesgos y reiteraron que se aprobarán sanciones para los paraísos fiscales.

Por otra parte, se comprometieron a no obstaculizar el intercambio de bienes, servicios e inversiones, y a convencer a sus socios internacionales a no hacerlo tampoco.

Además, ambos se mostraron de acuerdo en que las ayudas estatales no pueden llevar de ningún modo a distorsiones en la competencia y en que se ha de reducir rápidamente el endeudamiento público aplicando el Pacto de Estabilidad y de Crecimiento.

"Cuando la capacidad económica se reavive, hay que acelerar los esfuerzos" para aumentar la estabilidad, escribieron en su misiva.

Por último, Merkel y Sarkozy aseguraron a los países del este de Europa que no están sólos ante sus dificultades económicas y recalcaron que "la solidadaridad y la responsabilidad son principios fundamentales para la UE". La eurozona no es una "sociedad cerrada", aseveraron. (CHP/DPA)