1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel y Putin decididos a colaborar para solucionar la crisis de Ucrania

La cancillera alemana se reúne en Moscú con el presidente ruso, quien admite que las relaciones entre ambos países "no pasan por su mejor momento". Aunque añade que siguen siendo "socios y amigos".

Los líderes de Rusia y Alemania, Vladímir Putin y Angela Merkel, se mostraron hoy conciliadores y abogaron por trabajar conjuntamente para resolver la crisis de Ucrania. Eso a pesar de las importantes diferencias en la valoración del conflicto: "A causa de la anexión criminal de Crimea, que viola el derecho internacional, la cooperación (entre Alemania y Rusia) ha sufrido un grave revés", afirmó Merkel.

Putin, a su vez, reconoció que las relaciones ruso-germanas "no pasan por el mejor momento". "Sí, vemos las cosas de manera diferente", admitió el jefe del Kremlin, quien recalcó que, no obstante, no hay ninguna alternativa a una solución pacífica de la crisis en Ucrania. Merkel señaló que no toda la culpa del incumplimiento de los tratados de Minsk es achacable a los rebeldes prorrusos, aunque sí que "tenemos información" de que hay muchas más violaciones de la tregua por su parte, puntualizó.

Con Rusia, no contra ella

"Con mi visita de hoy quisiera expresar que trabajamos con Rusia, y no contra ella", dijo Merkel en la rueda de prensa conjunta que dieron ambos mandatarios después de reunirse en el Kremlin. "A pesar de nuestras diferencias, debemos buscar el diálogo y una solución pacífica y hacer esfuerzos diplomáticos", añadió la canciller, quien en bastantes ocasiones se refirió sin eufemismos a "la anexión de Crimea" y la intervención militar rusa en el este de Ucrania.

Putin, por su parte, hizo hincapié en que "aún con dificultades, el proceso de Minsk está avanzando... Después del 12 de febrero, en el este de Ucrania, a pesar de todos los problemas que existen, la situación está más tranquila". Fue justamente en aquella fecha cuando Putin y Merkel, junto con el presidente francés, Francois Hollande, y el dirigente ucraniano, Petró Poroshenko, se encerraron durante 24 horas seguidas a negociar en la capital bielorrusa hasta arrancar a las partes del conflicto un alto y el fuego y un paquete de medidas militares y políticas.

LGC (dpa / EFE)