1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel y Macron buscan retomar un papel mediador en Ucrania

Merkel y el expresidente francés Hollande fueron los artífices de que en febrero de 2015 se firmara el Acuerdo de Minsk, pero el proceso de paz lleva meses encallado.

La canciller alemana, Angela Merkel, lamentó este sábado (20.05.2017) el enquistamiento del conflicto en el este de Ucrania y avanzó que busca, junto al jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, retomar los contactos a cuatro bandas con los presidentes de Ucrania y Rusia, Petró Poroshenko y Vladímir Putin, respectivamente. Merkel efectuó estas declaraciones en una comparecencia ante los medios antes de reunirse en Meseberg, en las afueras de Berlín, con Poroshenko, para analizar la situación actual en el este del país, donde prosiguen las hostilidades entre el ejército de Kiev y los separatistas prorrusos.

Más información: 

Rusia responde a Trump que nunca devolverá Crimea a UcraniaMerkel busca el apoyo de Trump con Ucrania
 

"Vamos a buscar rápidamente posibilidades, para que los tres presidentes y yo podamos ponernos en contacto", aseguró la jefa del Gobierno alemán al anunciar el relanzamiento del denominado formato "Normandía". En la reunión que mantuvieron Merkel y Macron el pasado lunes en Berlín se trató este tema y el nuevo presidente francés se mostró dispuesto a mantener el papel de mediación que había ejercido hasta entonces su predecesor, François Hollande, de la mano de la canciller.

De hecho, Merkel y Hollande fueron los artífices de que en febrero de 2015 se firmara el Acuerdo de Minsk, en el que Moscú y Kiev pactaron una hoja de ruta que preveía el cese de la violencia y una serie de reformas políticas en Ucrania, pero el proceso de paz lleva meses encallado. "Lamentablemente vemos que, tras una cierta calma durante Pascua, vuelven a crecer las violaciones al alto el fuego", apuntó la canciller.

Ucranianos, sin visa a la UE

En este campo, subrayó que "la seguridad", de la que se responsabiliza a Moscú, es "un requisito previo" para "los avances políticos", que son las concesiones que debe hacer Kiev: reforma constitucional, descentralización del estado y elecciones regionales. Merkel insistió en que las partes deben ponerse de acuerdo, como mínimo en "las cuestiones humanitarias", ya que la situación de los civiles en la zona es "extraordinariamente difícil".

Poroshenko, por su parte, destacó la decisión comunitaria, aprobada esta semana, para que los ciudadanos de su país no precisen una visa para entrar en la Unión Europea, una "decisión histórica" para Ucrania. "Significa de un lado la salida y el alejamiento del imperio ruso así como, por otro lado, que el pueblo ucraniano regresa a la familia europea", explicó.

Además, el presidente ucraniano criticó la entrada del este de su país en una "nueva situación" con la extensión del empleo del rublo ruso como moneda habitual de pago, la difusión de documentos de identidad "falsos" y la confiscación de los expedidos por el estado ucraniano.

MS (dpa/efe)

 

DW recomienda