1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Merkel y Hollande reafirman compromiso con Ucrania

Por vía telefónica la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, reafirmaron ante el jefe de Estado ucraniano, Petró Poroshenko, su compromiso con la estabilización del este de Ucrania.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, reafirmaron ante el jefe de Estado ucraniano, Petró Poroshenko, su compromiso con la estabilización del este de Ucrania.

El presidente de Francia, François Hollande, solicitó este lunes (16.01.2017) un alto al fuego "real" en Ucrania después de hablar por teléfono con el presidente del país, Petró Poroshenko, y con la canciller alemana, Angela Merkel.

Hollande "ha pedido un respeto real del alto al fuego decretado el pasado 24 de diciembre" y ha asegurado a Poroshenko "el compromiso de Francia y de Alemania para brindar todos los esfuerzos necesarios para poner en marcha la totalidad de los acuerdos de Minsk", según un comunicado difundido por el Elíseo.

En la misma línea, el gobierno alemán explicó en un comunicado, que Merkel y Hollande aseguraron al líder ucraniano en una conferencia telefónica que la implementación de los Acuerdos de Minsk -firmados en febrero de 2015 por Ucrania, Rusia, los separatistas prorrusos y la OSCE- "debe seguir adelante con determinación" este año.

El Acuerdo de Minsk fue firmado en febrero de 2015 por los separatistas prorrusos, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y los presidentes de Rusia y Ucrania, Vladimir Putin y Poroshenko.

Los avances de los acuerdos de Minsk sólo se han producido en el ámbito militar y se han caracterizado por su lentitud y los frecuentes altibajos.

Entre otros puntos, este acuerdo incluye la celebración de elecciones locales en el este de Ucrania, la reforma de la Constitución y un plan de intercambio de prisioneros entre el ejército y los rebeldes prorrusos.

La implementación de estos acuerdos lleva atascada desde hace meses por la falta de voluntad de ambas partes -los rebeldes prorrusos y el Gobierno en Kiev-, que se niegan a avanzar en la puesta en marcha de sus compromisos y acusan de mala fe a la otra parte.

Naciones Unidas estima que desde que en abril de 2014 se inició el conflicto en el este de Ucrania han muerto al menos 9.000 personas y han resultado heridas 23.000.

DG (efe)

 

DW recomienda