1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel y Hollande advierten del auge de los nacionalismos

Durante la ceremonia para conmemorar el centenario de la batalla de Verdún, ambos dirigentes llamaron a la unidad de Europa.

Ver el video 02:37

Merkel y Hollande unidos en Verdún

Alabando el proyecto de paz que significa Europa, el presidente de Francia, François Hollande, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, conmemoraron este domingo (29.05.2016) el centenario de la sangrienta batalla de Verdún, en la que más de 300 mil personas perdieron la vida durante los diez meses que duraron los enfrentamientos, que terminaron sin ningún resultado estratégico visible para la Primera Guerra Mundial.

Los líderes aprovecharon la ocasión para valorar la reconciliación alcanzada entre ambos países y alertar contra la división de Europa. “Las fuerzas de la división, la separación y el aislamiento están trabajando de nuevo”, advirtió Hollande. Merkel lo secundó: “El pensamiento y la actuación puramente nacionalistas nos harían retroceder. Y eso vale lo mismo para la superación de la crisis de deuda Europa que para el trato de las personas que buscan refugio entre nosotros y para todos los grandes retos de nuestro tiempo”.

Los dos mandatarios ofrecieron una solemne imagen de unidad en un homenaje de varias horas en un lugar emblemático para la historia reciente europea. “Nuestro deber sagrado está escrito en el suelo arrasado de Verdún. Amemos nuestra patria, pero protejamos nuestra casa común” ante “las fuerzas de la división, del cierre y del repliegue”, proclamó el presidente francés.

Imagen grabada

Hollande evocó también el proyecto de paz que supone Europa. “Sabemos que se tardaría mucho menos tiempo en destruirlo que lo que se tardó en construirlo”, afirmó. El nombre de Verdún es un símbolo de la “inconcebible crueldad y sinsentido de la guerra, así como de las lecciones extraídas y de reconciliación franco-alemana”, afirmó Merkel. “Todos estamos llamados a mantener vivo el recuerdo en el futuro”, añadió la canciller germana.

La visita de Merkel y Hollande a Verdún evoca el recuerdo del histórico apretón de manos con el que sus antecesores Helmut Kohl y François Mitterand sellaron simbólicamente la reconciliación entre alemanes y franceses durante su visita al antiguo campo de batalla en 1984. “Esa imagen quedó grabada a fuego en la memoria colectiva de nuestras naciones”, destacó Merkel. Por la tarde, ambos mandatarios visitaron el renovado memorial de Verdún en la localidad de Fleury-devant-Douaumont.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema