1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Merkel tiende la mano a México

La opinión pública mexicana ve en la visita de la canciller un espaldarazo de Alemania y la Unión Europea frente a Trump. Y lo interpreta, en clave interna, como un apoyo al país, pero no al gobierno de Peña Nieto.

La prensa mexicana interpreta la visita al país de la canciller alemana Angela Merkel como una oportunidad de llenar el vacío diplomático dejado por el presidente estadounidense Donald Trump. Diplomático y comercial. "Lo mejor es que no viene sola, ya que la acompaña un grupo de empresarios alemanes que viene a consolidar negocios", podemos leer en la columna Frentes Políticos del diario Excélsior. "Ahora, Merkel trata de separar a Europa de la máquina de demolición en la que se ha convertido la administración de Trump en Washington, y México prueba las bondades de esa parte del planeta donde no manda el presidente estadunidense. Hay futuro", concluye.

La "cerveza acerca a dos naciones", titulaba El Universal. Y citaba al presidente Peña Nieto: "por primera vez dos empresas, una nacional y otra de allá, elaboraron este producto". El diario más leído de México, que ofreció en directo en su página web el evento 'Alemania y México: socios en el camino hacia la industria 4.0 y la formación dual 4.0', destacó la imagen de ambos mandatarios brindando con cerveza. Y, más allá de la anécdota, abría el periódico con la firma de cuatro acuerdos económicos entre México y Alemania.

Es la economía, imbécil

En el mismo sentido, La Jornada destaca la firma del memorándum de entendimiento en materia de cooperación y la participación mexicana en la Feria de Hannover. Y Milenio titula citando a Merkel: "México y Alemania están comprometidos con un comercio libre". El periódico destaca que "la canciller alemana aseguró que la Unión Europea y México han acordado actualizar el Tratado de Libre Comercio y quieren hacerlo «de la manera más rápida»".

A Yuriria Sierra, en su columna del diario Excélsior, no se le escapa que estas declaraciones llegan justo antes de la renegociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. Y así llegaremos a la negociación del TLCAN, con la certeza de que nuestro principal socio comercial ya no es lo que era, no podrá serlo mientras sea esa cabeza, hoy metida en tantos problemas, quien lo maneje, y de que somos capaces de levantar puentes que crucen un océano para afianzar relaciones. Y concluye: "El mensaje sin duda habrá sido recibido en Washington, pero más importante, fue entendido también en nuestro país".

En clave local

"México y Alemania se necesitan en este nuevo paradigma del 'enconchamiento diplomático' [expresión que no hubiera podido utilizar en Argentina] de la gran superpotencia", escribe el columnista Agustín Gutiérrez Canet en Milenio. Y recuerda, además de su liderazgo en Europa, que "junto con China, Alemania será el principal donante de la ONU". El autor recuerda también las desavenencias que mantiene Berlín con Trump en materia de seguridad militar, medio ambiente y migración, algo que lo une aún más a México.

Screenshot von Karikatur von Merkel und Trump auf der Seite reforma.com (reforma.com)

La caricatura de Camacho en Reforma resume gráficamente la idea en que los mexicanos interpretan la visita de Merkel: viene a llenar el vacío dejado por Trump.

El periódico señala en su titular de apertura, citando a Peña Nieto, que "México seguirá defendiendo el libre comercio" y destaca en el texto que Merkel "aseguró que los alemanes están impresionados por las reformas en México, además precisó que en el encuentro «hablamos de cómo podemos convertir, de transformar la migración ilegal a legal, una mejor protección de los migrantes, lo que exige la cooperación con otros países»".

"Sin embargo, concluye Canet, la oportunidad de cambiar el rumbo de la política exterior no recaerá en el gobierno de Peña Nieto", un régimen "moribundo, sin calidad moral, que busca perpetuarse de forma transexenal con trampas electorales, como ocurrió en el Estado de México, no inspira a ninguna democracia extranjera a entablar alianzas". No es el único que reinterpreta en clave de política nacional visita de Merkel y sus declaraciones sobre los derechos humanos y la prensa. Pero sí que es el más duro. "Alemania deberá esperar el resultado de las elecciones en 2018", sentencia.

DW recomienda