1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel: refugiados deben regresar cuando acabe la guerra

En un acto de la CDU en Mecklemburgo-Pomerania Occidental, la Canciller dijo que, pese a los esfuerzos para integrar y ayudar a los refugiados, éstos habían recibido un estatus de residencia temporal.

La canciller alemana, Angela Merkel, intentó el sábado aplacar las crecientes críticas a su política de puertas abiertas con los refugiados, insistiendo en que la mayoría de los inmigrantes procedentes de Siria e Irak regresarán a casa cuando hayan acabado los conflictos bélicos en sus países.

Merkel, aunque parece estar cada vez más aislada en su política de migración, ha resistido las presiones de algunos conservadores para limitar la entrada de refugiados o para cerrar las fronteras alemanas.

La Canciller dijo que, pese a los esfuerzos para integrar y ayudar a los refugiados, era importante destacar que éstos habían recibido un estatus de residencia temporal.

Mensaje electoral

“Necesitamos (...) decir a la gente que se trata de un estatus temporal de residencia y esperamos que cuando haya paz de nuevo en Siria, cuando el EI (Estado Islámico) haya sido derrotado en Irak, regresen a sus países con el conocimiento que hayan adquirido”, dijo Merkel en una reunión de miembros de su partido Unión Cristianodemócrata (CDU) en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, preparatoria para los comicios regionales de ese Land del este del país.

Alemania está ahora brindándoles protección, de acuerdo a lo establecido en la Convención de Ginebra, añadió la canciller Merkel recordó el caso de los refugiados que acogió Alemania en los años noventa, durante el conflicto de los Balcanes, y apuntó que un 70 por ciento de los que entonces llegaron buscando refugio regresaron a su lugar de origen cuando terminó la confrontación.

La canciller y líder de la CDU aludió así a lo que entonces fue una cifra récord de peticionarios de asilo -438.000, en 1992-, y el 1,1 millones de refugiados llegados a Alemania en 2015, para trazar un paralelismo entre la evolución de esas migraciones.

El acto de Merkel en ese estado, donde ella pasó su infancia y juventud, sirvió para definir la estrategia de su partido de cara los comicios que tendrán lugar allí en septiembre. La canciller participará también intensamente en la campaña para las regionales del 13 de marzo en otros Länder -Baden-Württemberg, Sajonia-Anhalt y Renania Palatinado- con el trasfondo de su caída de popularidad a causa del desgaste sufrido por la crisis de los refugiados y las grietas abiertas en su gran coalición.

Lageso Berlin Flüchtlinge Registrierung

Refugiados esperan para ser registrados en Berlín.

Caída de la popularidad

Según un sondeo difundido ayer por el semanario "Focus", un 40 por ciento de los alemanes considera que Merkel debe dimitir, frente a un 45,2 por ciento que se pronunciaron en sentido contrario. Unos 200 seguidores de la euroescéptica Alternativa para Alemana (AfD) exigieron hoy con gritos y pancartas su dimisión, apostados ante el recinto donde la CDU celebraba su congreso y aprovechando que este sábado tenían convocado un acto en la misma población.

La AfD aspira a capitalizar el voto de protesta en medio de la crisis de los refugiados y ha dejado de lado sus consignas iniciales contra el euro para adoptar tintes xenófobos. Su líder, Frauke Petry, se ha pronunciado a favor de “hacer uso de las armas”, en caso de extrema necesidad, contra los inmigrantes que crucen ilegalmente las fronteras.

“Ningún policía quiere disparar contra un refugiado. Yo tampoco. Pero, en una situación de 'última ratio', hay que hacer uso de las armas”, afirmó Petry, en declaraciones que publica hoy el diario Mannheimer Morgen.

JC (EFE, Reuters)




DW recomienda