1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Merkel rechaza limitar el número de refugiados en Alemania

La canciller alemana insistió en que los refugiados deben ser distribuidos dentro de Europa. Para ello, insistió, es necesario negociar con Turquía. Además, aseguró que mantiene control en la conducción de su gobierno.

La canciller alemana, Angela Merkel, se mostró firme ante las crecientes críticas en sus propias filas a su política de brazos abiertos a los refugiados.

"Aquí no estamos hablando de una moción de confianza. Se trata de que en verdad estoy luchando. Luchando por el camino en el que creo", dijo Merkel en una entrevista emitida por la televisora pública ZDF.

La canciller contestó así a la pregunta de si planteará la moción de confianza sobre su política de refugiados en el próximo congreso de su Unión Demócrata Cristiana en diciembre.

Merkel dijo que lucha "por un plan (...) para atacar las causas del éxodo, para convertir en legalidad la ilegalidad". Aseguró que defenderá su postura con toda firmeza. "No soy la primera canciller que tiene que luchar por algo".

En vista de las críticas internas, la canciller se mostró satisfecha de contar con "un montón de gente que lucha" con ella y negó que esto la pueda llevar a dejar el cargo. "Estoy a disposición de los ciudadanos en esta Legislatura".

Asimismo, Merkel reiteró su negativa a limitar el número de refugiados que acoge su país, una demanda que se escucha cada vez más dentro de sus filas y en sectores de la población.

La canciller alemana reiteró su negativa a limitar el número de refugiados que acoge su país, una demanda que se escucha cada vez más dentro de sus filas y en varios sectores de la población.

"No puedo poner un tope de forma unilateral", dijo Merkel en una entrevista que emitida este viernes en la televisora ZDF. "Lo que no podemos fijar en Alemania de forma unilateral es quién viene y quién no".

Poco antes, el primer ministro del estado de Sajonia-Anhalt, el democristiano Reiner Haseloff, y el titular de Finanzas de Baviera, Markus Söder, habían exigido nuevamente que se ponga límite a la incesante llegada de migrantes.

Merkel insistió en que hay que distribuir a los refugiados dentro de Europa y negociar con Turquía una forma legal de asumir estos contingentes.

Preguntada sobre si sigue vigente su lema de "Lo vamos a conseguir" con el que alentó a sus compatriotas a encarar la crisis de refugiados, la canciller reafirmó su optimismo. "Creo que lo mismo tenemos que trabajar para conseguirlo y no tengo duda de que lo conseguiremos".

Niega pérdida de control

Merkel admitió que Alemania no podrá hacer frente sola a la crisis de refugiados. Dijo que su mayor decepción es que sea tan difícil alcanzar una distribución equitativa de los refugiados dentro de la Unión Europea.

Asimismo, la mandataria rechazó que ella o su gobierno hayan perdido el control de la crisis de los refugiados. "La canciller tiene la situación bajo control, también todo el gobierno", aseveró.

Merkel también negó que las declaraciones críticas de sus ministros del Interior, Thomas de Maizière, y de Finanzas, Wolfgang Schäuble, fueran señal de que había perdido las riendas.

"Schäuble es único en su tipo", dijo sobre su correligionario democristiano, quien causó revuelo al comparar la llegada masiva de migrantes con un alud de nieve.

EL(dpa, ZDF, afp)