1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Merkel promete apoyo financiero para ayuda al desarrollo

"Alemania mantiene su compromiso de destinar el 0,7 por ciento de su Producto Bruto Interno a la ayuda al desarrollo", prometió la canciller alemana ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Angela Merkel habló de ampliar la aportación de su país más allá del 0,7 % de su PIB.

Angela Merkel habló de ampliar la aportación de su país más allá del 0,7 % de su PIB.

Angela Merkel mostró el compromiso de su país para seguir aportando el 0,7 % de su PIB al desarrollo, pero también habló de ampliar su aportación. "Nuestro presupuesto para cooperación al desarrollo aumentará sustancialmente en los próximos años", aseguró este viernes (25.09.2015) en la cumbre de la ONU sobre los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible. La canciller aclaró que en ese sentido también son importantes las inversiones privadas y que la política las debe movilizar.

También hizo referencia a la necesidad de utilizar los recursos de una manera "eficiente" y a crisis que están por encima de los Estados, poniendo como ejemplo el brote de ébola en África occidental.

Así, Merkel aseguró que Alemania, junto con Ghana y Noruega, han pedido al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que "cree un grupo de alto nivel para aprender las lecciones debidas de esta pandemia y para ocuparnos de que el mundo pueda reaccionar con mayor rapidez y con mayor eficacia en situaciones como esta".

Crisis migratoria: "Ocupémonos de las causas profundas"

Merkel, aseguró además que ante la crisis migratoria que afronta Europa solo hay una solución, ocuparse de sus causas. "Miles de personas se ven forzadas a huir de la guerra, del terror y la violencia, más que en cualquier otro momento desde la Segunda Guerra Mundial. El sufrimiento se ve exacerbado porque no tienen perspectivas de futuro y se destruyen sus entornos", dijo.

"Cualquiera que observe el sufrimiento de los que han abandonado sus hogares para encontrar protección y futuro en otro lugar y que sea consciente del reto que afrontan esos países que los aceptan, sabe que al final la solución solo puede ser que nos ocupemos de las causas profundas", añadió.

Merkel consideró que "una agenda para 2030 es el marco exacto para ello", y que en ella se deben tener en cuenta cuestiones económicas, ecológicas y sociales para el desarrollo y asumir que ello implica "una alianza mundial nueva" con "estructuras eficientes a todos los niveles: nacional, regional y mundial".

"El cambio a mejor es posible"

Merkel también dijo que "70 años después de la fundación, la ONU en su conjunto, con su legitimidad única, sigue siendo indispensable para resolver los problemas de la humanidad, pero también tiene que adaptarse a los nuevos retos y Alemania participará activamente en el proceso de reforma necesario".

La mandataria resumió el espíritu de esta cumbre: "Sabemos que cada gran plan nace en nuestra mente. Hoy estamos unidos con nuestro objetivo de acabar con la pobreza extrema para 2030. Otro objetivo que no hace mucho con frecuencia se desdeñaba", dijo.

"Dentro de poco en Alemania celebraremos los 25 años de unidad y en Europa el fin de la guerra fría. Lo que ocurrió dividió a Europa y luego creció junta con paz y libertad. Muchos lo han intentado durante decenios, pero prácticamente nadie creía que era posible. Hoy sabemos que nada tiene que seguir siendo lo que es y el cambio a mejor es posible", concluyó.

RML (efe, dpa)