1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Merkel felicita a Medvedev y lamenta ausencia de observadores

La canciller alemana, Angela Merkel, felicitó al candidato ganador en las elecciones presidenciales rusas, Dimitri Medvedev, y lamentó la ausencia de observadores en la votación.

default

Dimitri Medvedev es, según resultados inoficiales, el nuevo presidente de Rusia. Aquí con Putin, su antecesor.

La canciller alemana, Angela Merkel, quiere reunirse "lo antes posible" con el presidente electo de Rusia, Dmitri Medvedev, para ofrecerle "una amplia cooperación", señaló un portavoz del gobierno alemán en Berlín.

Para Merkel, Medvedev representa "el deseo del pueblo ruso de mantener la estabilidad y asegurar la continuidad". La canciller también lamentó el hecho de que los comicios celebrados este domingo hayan transcurrido sin la presencia de observadores internacionales.

De acuerdo con versiones no confirmadas oficialmente, Merkel viajará a Rusia el sábado que viene y tiene previsto reunirse en Moscú tanto con Medvedev como con el presidente en funciones Vladimir Putin.

El viaje de la jefa de gobierno de Alemania sería el primero de un dirigente político occidental después de las elecciones celebradas el domingo y se produciría apenas pocas horas después de que el jueves de den a conocer en Moscú los resultados finales en forma oficial.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, también felicitó al mandatario electo por su "victoria convincente" y sostuvo una conversación telefónica con él.

El primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se sumaron a las felicitaciones al mandatario electo de Rusia.

Medvedev, político de 42 años de edad, obtuvo el 69,6 por ciento de los votos, indicó el instituto de encuestas WZIOM citado en la noche del domingo 2 de marzo de 2008 por la emisora televisiva ORT en Moscú.

Medvedev obtiene menos votos que Putin en 2004

Mientras, el cómputo del 16 por ciento de los votos le daba 64,57 por ciento a Medvedev. En su reelección de 2004, el presidente Vladimir Putin cosechaba el 71,3 por ciento.

Medvedev -quien se autocalifica de liberal- se constituiría así en el presidente más joven de Rusia desde la época de los zares. De esta manera asumiría la sucesión de Putin que tras dos períodos en el cargo debe dejar el puesto, tal como pauta la Constitución.

"Violaciones del derecho electoral a diestra y siniestra"

Bajo una presidencia de Medvedev, Putin sería jefe de gobierno. Los otros tres candidatos quedaron muy por detrás del primer viceprimer ministro. El jefe de los comunistas Gennadi Zyuganov sostuvo que se produjeron "violaciones del derecho electoral a diestra y siniestra". Ya antes de los comicios, observadores internacionales habían criticado la votación de "injusta".

Acorde a las primeras cifras computadas, Zyuganov tenía el 19,8 por ciento, mientras que un 12,8 por ciento correspondía al presidente del partido nacionalista LDPR, Vladimir Zhirinovsky y 1,50 por ciento para el candidato Andrei Bogdanov. No se permitió la participación de candidatos opositores liberales.

Triunfo en primera ronda

En tanto, el Kremlin ya declaró a Medvedev ganador. En primera ronda el funcionario obtuvo la suficiente cantidad de votos para liderar al país, dijo el jefe de la administración del Kremlin, Sergei Sobianin, en la televisión estatal.

De unos 109 millones de personas habilitadas para votar, la participación electoral de más de 64 por ciento atestigua que la votación no había sido definida previamente, indicó. Sobianin había organizado la campaña electoral de Medvedev.

Las medidas de seguridad contemplaron medio millón de policías y soldados controlando el desarrollo de los comicios.

Primera prueba de tolerancia para “liberal” Medvedev

Este lunes habrá una primera prueba de resistencia para la credibilidad de Medvedev -a quien le gusta presentarse como liberal-. La oposición convocó a una marcha de disidentes en Moscú y San Petersburgo. En esta última ciudad, donde las autoridades dieron luz verde, también marchará el crítico del Kremlin y ex campeón mundial de ajedrez Garri Kasparov.

En cambio, en la capital, los opositores gubernamentales recibían una vez más una prohibición de manifestarse. Sin dejarse amedrentar, los ciudadanos pretenden llevar a las calles su enojo por esta elección.

Agentes secretos en todos los niveles del gobierno

El año pasado causaron estupor internacional las imágenes de policías que disolvían manifestaciones no autorizadas y detenían violentamente a cientos de personas. Aunque Medvedev todavía no tenga entre sus manos las riendas del poder, se aguarda con expectación cómo el Kremlin reaccionará esta vez frente a la oposición.

Como máximo dispondrá de dos meses para familiarizarse con sus próximas obligaciones, ya que el período de Putin concluye apenas el 7 de mayo. En varias ocasiones, el político de 55 años destacó que pretende cumplir sus tareas hasta el último día en el cargo y todo indica que luego seguiría como jefe de gobierno.

Una vez definido el titular de la presidencia los observadores se preguntan ahora, no sin algo de temor, ¿qué sucederá con los representantes de los servicios secretos como Víctor Ivanov e Igor Setchin, que respectivamente controlan una parte de la economía rusa? ¿se quedarán con Medvedev en el Kremlin o se irán con Putin?

DW recomienda