1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Merkel en EEUU: convergencias y discrepancias

Durante su visita a Estados Unidos, la canciller alemana y George W. Bush definirán detalles de un agitado fin del año político internacional. Irán, OTAN y la ONU figuran en la agenda del encuentro.

default

Angela Merkel, en reciente imagen de archivo.

La visita de Angela Merkel a Estados Unidos durará 21 horas, y la jefa de Estado lleva suficientes temas como para que todo ese tiempo resulte estrecho. Se mencionan, entre otros, el programa nuclear de Irán, la situación en Kosovo, la reforma de las Naciones Unidas, la posible ampliación de la OTAN, y el conflicto en Oriente Próximo.

Deutschland G8 Teilnehmer Bush Merkel und Putin

Merkel recibió a Bush (izq.) en Heiligendamm.

Misión inesperada

Por si fuera poco, Merkel recibió este viernes una misión inesperada. Provino de Islamabad, y llevaba la voz de la ex primer ministra Benazir Bhutto. La política, sobre la cual fue dictada sentencia de prisión domiciliaria por parte del gobierno de Paquistán (pena levantada horas después), participó en una entrevista con el diario alemán Bild. Durante la conversación, Bhutto hizo un exhorto:

“Señora canciller, por favor instruya al presidente Bush en cuanto a que los paquistaníes desean la democracia, y no las vacías promesas que propaga el presidente Musharraf. Queremos que éste abandone el mando militar, y de inmediato, no en un plazo indefinido. También demandamos la realización de elecciones libres el 15 de enero de 2008, como estaba programado, y no a mitad de febrero”.

Se desconoce si Merkel transmitirá el mensaje íntegro, pero seguramente el tema de Paquistán se incorporará a las conversaciones.

Ambiente distinto

Merkel es la segunda personalidad europea en ser recibida por George W. Bush en esta semana. En días pasados, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue invitado a la Casa Blanca y a pronunciar un discurso ante el pleno del Congreso estadounidense.

En cambio, Merkel viajará con una pequeña delegación germana al rancho Prairie Chapel, donde el diálogo transcurrirá en una atmósfera mucho más informal. Esto no significa que los temas a tratar carezcan de profundidad.

UN Sicherheitsrat tagt wegen Iran

La reforma al Consejo de Seguridad, tema de divergencia.

La agenda de Merkel

Para comenzar, Merkel y Bush abordarán una pregunta urgente: ¿cómo reaccionar ante un posible agravamiento de la crisis con Irán? El próximo 15 de diciembre, la Agencia Internacional de la Energía Atómica deberá recibir en su totalidad las respuestas planteadas al gobierno iraní sobre su programa nuclear.

Si la postura de Mahmud Ahmadineyad no es satisfactoria, la comunidad internacional deberá reaccionar de manera pronta y coherente. Esto es parte de lo que se definirá durante la gira de Merkel a Estados Unidos.

Asimismo, pronto se llevará a cabo la Conferencia sobre Oriente Próximo a la cual ha convocado el gobierno estadounidense. En este sentido, uno de los temas cruciales es la definición de un posible calendario para el establecimiento de un Estado palestino.

Mahmud Ahmadineschad

Ahmadineyad, uno de los retos por definir.

Menos armónica es la posición de ambas naciones en lo que respecta a la reforma de las Naciones Unidas. Como es sabido, Alemania aspira a ocupar un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. Estados Unidos no coincide.

«Al único país al cual he apoyado es Japón, y eso es parte de la política exterior de mi país a largo plazo, a la cual me atengo”, dijo el presidente de Estados Unidos hace apenas unos días. No se espera, pues, que haya avances espectaculares en favor de Alemania sobre este asunto.

Mayor influencia, en cambio, puede tener la canciller alemana en acordar estrategias con miras a la cumbre ecológica de la ONU, que se realizará dentro de unas semanas en Bali. Merkel tratará de aprovechar la meteórica visita para lograr que Estados Unidos adopte compromisos concretos, con números, en cuanto a la reducción de emisiones de anhídrido carbónico.

DW recomienda