Merkel defiende al euro y alerta sobre insolvencia de Grecia | Economía | DW | 26.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Merkel defiende al euro y alerta sobre insolvencia de Grecia

Abriendo una semana decisiva para la crisis en la eurozona, la canciller alemana, Angela Merkel, se pronunció a favor de mantener la confianza de los inversores a través de medidas que eviten el impago de Grecia.

La canciller alemana, Angela Merkel, en el programa de Günther Jauch (ARD).

La canciller alemana, Angela Merkel, en el programa de Günther Jauch (ARD).


Dejar que Grecia caiga en suspensión de pago podría desencadenar un efecto dominó en la eurozona y destruir por completo la confianza de los inversores en la unión monetaria europea, alertó la canciller alemana, Angela Merkel, durante una entrevista televisiva en la noche del domingo, 25 de septiembre.

Los paquetes de ayuda para países endeudados como Grecia son importantes, subrayó Merkel, “porque lo que está en juego la estabilidad del euro”. “Necesitamos al euro. El euro es bueno para Europa”, dijo la canciller durante un debate televisivo de la emisora ARD.

Merkel dijo que, de producirse el tan temido efecto dominó, “ya nadie más colocaría su dinero en Europa”. Y agregó que no descarta la posibilidad de que se pueda controlar ”la insolvencia de un estado como la de un banco”, una vez que la eurozona implemente su Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM), a partir de 2013.

Actualmente, la eurozona maneja los rescates de países altamente endeudados, como Grecia, por medio del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF), que dispone de 440 mil millones de euros (unos 590 mil millones de dólares).

En julio de este año, los 17 miembros de la eurozona acordaron una serie de medidas destinadas a expandir la capacidad del EFSF permitiendo, a través del mismo, la compra de bonos estatales, ayudando a los bancos y prestando dinero en forma rápida a países en dificultades.

 

Coalición de Gobierno de Merkel, debilitada

El jueves próximo, se votará la aprobación de estas medidas en el Parlamento

Si Grecia cayera en default, eso disminuiría la confianza en el euro.

Si Grecia cayera en default, eso disminuiría la confianza en el euro.

alemán. Si bien se espera que sean aprobadas con el apoyo de los partidos gobernantes y de la oposición, se especula que algunos miembros euroescépticos de la propia coalición de Angela Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU), podrían votar en contra de la expansión del EFSF.

El Gobierno de Angela Merkel se encuentra en una situación delicada, ya que sus medidas para enfrentar la crisis de endeudamiento son objeto de duras críticas en las propias filas de su coalición, tanto de la Unión Social Cristiana (CSU), como del Partido Demócrata Liberal (FDP).

En cuanto a la oposición, formada por el Partido Socialdemócrata y Los Verdes, ésta pronostica que la coalición de Merkel sufrirá un revés definitivo si la ley de extensión del EFSF no alcanzara la mayoría absoluta en el Parlamento, es decir, una mayoría de 311 votos con un máximo de 19 votos en contra. La canciller, por su parte, no cree que éste sea un voto de confianza para afirmar su gobierno, y cree que no será necesario contar con el apoyo socialdemócrata ni verde para la aprobación del fondo EFSF.
 

Merkel, en contra de medidas radicales

En cuanto a otras posibles soluciones a la crisis de la eurozona, la canciller se pronunció en contra de medidas extremas, como lo sería un recorte de la deuda griega o una vuelta de Alemania al marco. “Es fácil hablar de recortar la deuda, pero, si lo hiciéramos, nadie más colocaría su dinero en Europa, dijo la canciller, refiriéndose a una crisis de confianza que afectaría a toda la eurozona y tendría consecuencias incalculables.

Además, subrayó que con el futuro Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM) se está creando una posibilidad para una insolvencia ordenada de países sobreendeudados a partir de 2013. Y volvió a exigir medidas más duras para los países deudores de la zona euro. Si los países no cumplen con su obligación de mantener sus finanzas en orden, debería poder recurrirse a un “derecho de acción directa” que tendría como consecuencia, en el peor de los escenarios, que un país deba renunciar, en parte, a su soberanía.

“Debemos trabajar para lograr un cambio en los acuerdos que permita, al menos, demandar a un país ante El Tribunal Europeo”, dijo la canciller. Según ella, eso obligaría a los países a cumplir con su obligación. “También Alemania se sobreendeudó en años pasados. Es necesario un cambio, por ejemplo, a través de un límite de endeudamiento para los países de la comunidad monetaria europea”, dijo la canciller.

Autor: Michael Wehling/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

 

DW recomienda