1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania decide

Merkel, candidata oficial a las elecciones generales alemanas

Con cerca del 96 % de los votos de sus delegados locales, la canciller alemana, Angela Merkel, fue designada candidata de la Unión Cristianodemócrata (CDU) para los próximos comicios generales.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) en la región de Pomerania Occidental nombró oficialmente a Angela Merkel como candidata de su distrito electoral, Rügen-Greifswald, para las elecciones generales del 24 de septiembre.

La canciller alemana y líder de la CDU, que participó personalmente en la reunión del partido en Grimmen, en el nordeste de Alemania, obtuvo 165 de los 173 votos, lo que supone un resultado de un 95,9 por ciento. La líder del partido obtuvo así un resultado algo inferior al 100 por ciento rotundo que le dio la nominación hace cuatro años.

¿Mandato directo?

Desde su primera nominación en 1990 Merkel siempre ha obtenido el llamado "mandato directo" en la circunscripción en el Mar Báltico, a la que pertenecen la isla de Rügen, Stralsund y, desde 2013, también Greifswald. Este "mandato directo" se obtiene cuando, en las elecciones generales, un diputado obtiene mayoría de votos en su distrito electoral, aunque su partido no obtenga la mayoría de votos de esta circunscripción.

En las elecciones generales de 2013, Merkel obtuvo un 56,2 por ciento de votos en este distrito electoral. Esta vez, el partido populista de derecha Alternativa para Alemania (AfD) quiere quitarle el "mandato directo".

¿Cuarto mandato?

La líder de la CDU anunció el pasado noviembre su decisión de presentarse a la reelección como canciller para el que será, de vencer en los comicios generales del próximo 24 de septiembre, su cuarto mandato. La decisión estuvo precedida de largas reflexiones, admitió la propia Merkel, quien durante meses se ha visto fuertemente cuestionada desde el ala más conservadora de sus filas por su política de refugiados.

La Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido hermanado a la CDU, llegó a amenazar con presentar un candidato propio, en contra de la práctica de ambas formaciones, que desde hace décadas no compiten entre sí, sino que presentan candidaturas consensuadas.

Las tensiones internas se han suavizado ahora, coincidiendo con la reducción de la llegada de refugiados al país -de los 890.000 peticionarios de asilo registrados en 2015 se pasó el año siguiente a 280.000.

El líder de la CSU bávara, Horst Seehofer, confirmó ahora la celebración de un "encuentro conciliador", que tendrá lugar los próximos días 5 y 6 de febrero en Múnich y destinado a limar asperezas ante los comicios generales.

RML (dpa, efe)