1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Mercosur: Venezuela enfrenta posible “suspensión permanente” del bloque

La presión internacional sobre el gobierno de Nicolás Maduro sigue creciendo. No solo desde los sospechosos habituales como Estados Unidos y la Unión Europea, sino también desde la misma región.

Mercosur, en particular, ha retirado paulatinamente su apoyo al país caribeño desde el fallecimiento del expresidente Hugo Chávez, pero especialmente desde que la mayoría de sus miembros ya no son liderados por presidentes aliados de la revolución bolivariana como lo eran Cristina Fernández en Argentina, Luis Inácio Lula da Silva en Brasil y José Mujica en Uruguay. Ya en diciembre del año pasado Venezuela fue suspendida del bloque por no cumplir con los requisitos de adhesión que había acordado, entre ellos ajustes económicos para alcanzar un arancel externo común. En abril de este año, Mercosur aplicó la cláusula democrática sobre el país, un instrumento de presión diplomática que se ejerce sobre miembros del bloque “en caso de ruptura del orden democrático”, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia venezolano emitiera una resolución un mes antes para asumir las competencias legislativas de la Asamblea Nacional.

 

Más información: 

Macri inicia cumbre Mercosur pidiendo paz en Venezuela

El Mercosur llama a Venezuela a suspender la Asamblea Constituyente

 

Mercosur insiste y amenaza con una posible “suspensión permanente”

Este (viernes 21.07.), el bloque celebra su acostumbrada reunión semestral de jefes de Estado en Mendoza, Argentina, y se espera que se emita na declaración sobre Venezuela debido a la situación de convulsión política y social que atraviesa actualmente.  El jueves (20.07.), en una reunión previa a la cumbre, el canciller argentino, Jorge Faurie, manifestó que si el presidente Maduro insiste en celebrar elecciones el 30 de este mes para la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente, Mercosur tendría que considerar “la suspensión permanente” de Venezuela del bloque. En su discurso de apertura, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, describió el plesbicito que la oposición venezolana realizó el pasado domingo en contra de la Constituyente como una acción en la que “los venezolanos le demostraron al mundo que están comprometidos con la democracia más que nunca” e hizo un llamado en nombre del Mercosur “a la libertad de los presos políticos y a la pronta adopción de un calendario electoral en Venezuela”.

¿Cómo se beneficia el Mercosur con la salida de Venezuela del bloque?

Cabe destacar que el “nuevo” Mercosur  tiene un gran interés en sellar acuerdos económicos con la Alianza del Pacífico, otro gran bloque regional conformado por Chile, Colombia, México y Perú, cuyos gobiernos no apoyan abiertamente al gobierno de Maduro y mantienen una política económica más liberal. Así mismo, con los cambios de gobierno en Brasil y Argentina, ahora liderados por Michel Temer y Mauricio Macri, respectivamente, Mercosur se esfuerza por alcanzar un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, algo que va en contra de los intereses del gobierno venezolano. 

Esto supone que la medida obedece no solo al interés del bloque de mediar entre el gobierno venezolano y la oposición para acabar con la crisis socioeconómica actual, sino a la necesidad de impulsar los mercados de los países miembros a través del rebustecimiento de las relaciones comerciales con otros bloques y regiones y una apertura económica más liberal, para lo que Venezuela sería un obstáculo dado que el chavismo siempre se ha opuesto a los Tratados de Libre Comercio, considerados por Chávez una "estrategia imperialista". De hecho, Chávez gestionó en 2006 la salida de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), compuesta por Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú; luego de que estos últimos negociaran Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, con la intención de incorporar a Venezuela al Mercosur, el mismo bloque que ahora discute su salida.

Autor: Ricardo Rojas-Rondón (VT)

DW recomienda