1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Medios: Skopje y Belgrado cierran paso a refugiados afganos

Las autoridades macedonias y serbias están prohibiendo el paso de refugiados afganos que llegan desde Grecia, según informaciones de los medios locales helenos.

La única condición que les exigían hasta ahora los Gobiernos de Skopje y Belgrado era que portaran consigo una declaración sellada por la Policía griega en la que dijera que se comprometían seguir rumbo a Austria o Alemania.

Según fuentes policiales citadas por los medios griegos, esta nueva situación ha llevado a que el cruce de personas se haya ralentizado mucho a lo largo del día de hoy, y tan solo alrededor de un centenar de sirios e iraquíes atraviesan la frontera cada hora.

Hasta ahora el cierre de las fronteras afectaba únicamente a ciudadanos a los que no se les confiere automáticamente el estatus de refugiado, por lo que sirios, iraquíes y afganos podían cruzar hacia la Antigua República Yugoslava de Macedonia, y posteriormente hacia Serbia.

La prohibición a los afganos, que se suma a la que se aplica desde finales de noviembre a ciudadanos considerados de antemano como migrantes económicos, como iraníes, paquistaníes o magrebíes, ha llevado a un nuevo colapso del centro de acogida provisional en la frontera.

Según los medios, en el campo de Idomeni, en la parte griega, se agolpan hoy en torno a 1.500 personas, mientras que otras 4.000 esperan en una estación de servicio cercana en unos 80 autocares llegados desde Atenas.

Por otro lado, unos 700 refugiados afganos están atrapados en Tabanovci, en la frontera de Macedonia con Serbia, ya que Belgrado impide desde ayer el paso a los ciudadanos de esta nacionalidad, señalan los medios griegos.

Hasta el momento no hay ninguna explicación de por qué Skopje y Belgrado han decidido no permitir el paso de afganos. Mientras tanto, ha vuelto a aumentar el número de llegadas a las islas griegas, y tras unos días de calma la semana pasada, entre el 15 y el 18 de febrero llegaron desde las costas turcas más de 11.000 migrantes y refugiados (efe).Las autoridades macedonias y serbias están prohibiendo el paso de refugiados afganos que llegan desde Grecia, según informaciones de los medios locales helenos.

La única condición que les exigían hasta ahora los Gobiernos de Skopje y Belgrado era que portaran consigo una declaración sellada por la Policía griega en la que dijera que se comprometían seguir rumbo a Austria o Alemania.

Según fuentes policiales citadas por los medios griegos, esta nueva situación ha llevado a que el cruce de personas se haya ralentizado mucho a lo largo del día de hoy, y tan solo alrededor de un centenar de sirios e iraquíes atraviesan la frontera cada hora.

La prohibición a los afganos, que se suma a la que se aplica desde finales de noviembre a ciudadanos considerados de antemano como migrantes económicos, como iraníes, paquistaníes o magrebíes, ha llevado a un nuevo colapso del centro de acogida provisional en la frontera.

Según los medios, en el campo de Idomeni, en la parte griega, se agolpan hoy en torno a 1.500 personas, mientras que otras 4.000 esperan en una estación de servicio cercana en unos 80 autocares llegados desde Atenas.

Por otro lado, unos 700 refugiados afganos están atrapados en Tabanovci, en la frontera de Macedonia con Serbia, ya que Belgrado impide desde ayer el paso a los ciudadanos de esta nacionalidad, señalan los medios griegos.

Hasta el momento no hay ninguna explicación de por qué Skopje y Belgrado han decidido no permitir el paso de afganos. Mientras tanto, ha vuelto a aumentar el número de llegadas a las islas griegas, y tras unos días de calma la semana pasada, entre el 15 y el 18 de febrero llegaron desde las costas turcas más de 11.000 migrantes y refugiados (efe).