1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Mayor crecimiento anual de la economía alemana en cinco años

Alemania creció un 1,9 por ciento en 2016, la mejor cifra en cinco años. Pero también la inflación interanual llegó a una cifra récord desde 2013.

El consumo privado (la demanda interna) y las inversiones (especialmente el boom en el sector de la construcción) impulsaron el crecimiento del PIB alemán en 2016. (Imago)

El consumo privado (la demanda interna) y las inversiones (especialmente el boom en el sector de la construcción) impulsaron el crecimiento del PIB alemán en 2016.

La primera economía europea creció un 0,4 por ciento entre octubre y diciembre del pasado año en comparación con el trimestre precedente, cuando la coyuntura había aumentado un 0,1 por ciento.

El consumo privado (la demanda interna) y las inversiones (especialmente el boom en el sector de la construcción) impulsaron el crecimiento del producto interior bruto (PIB) de Alemania en ese último trimestre de 2016, informó la Oficina Federal de Estadística Destatis.    Mientras, el comercio exterior frenó ligeramente el crecimiento porque las importaciones crecieron más que las exportaciones.

Destatis cifró en un 1,9 por ciento el crecimiento de Alemania en el conjunto de 2016, según datos preliminares publicados por el organismo en el mes de enero. Este resultado supone su mejor cifra de los últimos cinco años. En este contexto, el número de trabajadores en Alemania se situó en 2016 en 43,7 millones, lo que representa un aumento de 267.000 o del 0,6 % con respecto al año anterior.

Inflación

Pero también la inflación interanual en Alemania se situó en enero en el 1,9 %, el nivel más alto desde julio de 2013 y medio, informó la propia Oficina Federal de Estadística (Destatis). Con ello, la inflación en Alemania se sitúa ligeramente por debajo del 2,0 %, el nivel con el que el Banco Central Europeo (BCE) considerada garantizada la estabilidad de los precios.

En diciembre la inflación interanual se había situado en el 1,7 %. El principal factor de encarecimiento lo constituyeron los precios de la energía y los carburantes que subieron un 5,9 % con respecto a enero de 2016.Los precios de los alimentos subieron en promedio un 3,2 % y en algunos productos específicos el repunte fue especialmente fuerte.Así, por ejemplo, el precio de los pepinos subió un 69,5 % y el de la mantequilla un 26,2 %.

RML (efe, dpa)