1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Matanza en escuela alemana genera guerra de versiones

La desperada búsqueda de los móviles que llevaron a un joven alemán a cometer una masacre entre escolares, maestros y pasantes el miércoles 11 de marzo ha generado un caos informativo a raíz de las versiones encontradas.

default

Heribert Rech, ministro del Interior de Baden-Württemberg, da detalles sobre el crimen.

“Tim K., que asesinó a 15 personas y luego se mató, sí estuvo varias veces en una clínica psiquiátrica el año pasado”, repitió este sábado la jefatura de la policía de Stuttgart. Las autoridades salieron a recalcar la información ofrecida en el primer momento, después de que la familia del asesino contradijera la versión oficial de que el joven estuvo bajo tratamiento psiquiátrico.

“Dado que nunca fue tratado psiquiátricamente, también son falsas las versiones que indican que fue ingresado en una clínica”, hicieron entonces saber los padres a través de su abogado, Achim Bächle, citado por la revista alemana Focus.

Ahora, la policía dice que el autor de la masacre permaneció entre abril y septiembre de 2008 en la Clínica Weissenhof de Weinsberg, aunque no se dieron más detalles. Los investigadores habían establecido, luego de la masacre del miércoles, que el autor sufría depresiones y que por esa causa había estado bajo tratamiento, pero que lo había interrumpido por propia decisión.

Tratamiento ambulatorio

El mismo director de la clínica de Weissenhof, Matthias Michel, confirmó la versión ante las cámaras de televisión, en entrevista concedida al canal privado n-tv. "El asesino se sometió a un tratamiento ambulatorio en nuestra clínica en 2008; es decir, completó cinco sesiones, como corresponde a su edad, en la clínica de psiquiatría para niños y jóvenes", dijo Michel, también citado por la agencia alemana de noticias dpa.

¿Quién quiere ocultar qué y por qué?

Una consulta realizada por la agencia de noticias AP al abogado de los padres del asesino, Achim Bächle, podría ser la clave de la confusión. Según AP, “la familia del joven hace una diferencia entre lo que significa una psicoterapia estacionaria y una ambulatoria”.

La razón de ello estaría en la probable responsabilidad jurídica del padre si la fiscalía correspondiente encuentra indicios de que los padres hubieran permitido el acceso a armas de fuego a una persona mentalmente inestable.

Del asesinato virtual, al asesinato real

Ahora, la policía está verificando las contradictorias declaraciones. Entretanto, se supo también que el joven había estado jugando la noche previa a la masacre a videojuegos violentos en Internet, como publica la revista semanal Der Spiegel, con sede en Hamburgo.

“(T.) K. jugó a ‘Far Cry 2’ desde el ordenador de su casa. La inspección del aparato reveló que el adolescente, de 17 años, lo encendió hacia las 19:30 y lo apagó a las 21:40 del día previo a la masacre. En el ordenador, Tim K. tenía también instalado el videojuego ‘Counter Strike’, en el que se juega a disparar sobre blancos móviles”, escribe Der Spiegel. Al día siguiente ocurrió la masacre.

¿Aprendía de otras masacras en escuelas?

Es más, el mismo medio publica en su versión online que “el francotirador de Winnenden se había interesado durante meses por las masacres en escuelas”.

Entre otros seudónimos, Tim K. usaba el de "JawsPredator1", dice Der Spiegel en un adelanto, difundido por dpa en alemán, del reportaje que el semanario publicará este lunes 16 de marzo de 2009 como tema de portada con el título: “El crimen de Tim K. Cuando los chicos se convierten en fríos asesinos”.

En un foro de discusión sobre la masacre de Erfurt, cuando en 2002 un muchacho mató a 16 personas en su antigua escuela y se suicidó, “JawsPredator1” había escrito: "Lo gracioso es que cuando anuncian (la masacre) nadie les cree". La policía supone que el autor del comentario es Tim K.

Exámenes de balística

“El padre del joven lo llevó al menos tres veces a hacer ejercicios de tiro al club del que era socio. La última vez, hace tres semanas. Tim K. se ejercitó entonces con el arma que más tarde usaría para la masacre, una Beretta 9 mm”, dice la versión recogida por Der Spiegel, basada, a su vez, en las informaciones difundidas en rueda de prensa ofrecida por la policía. Informaciones que, hasta ahora, no han sido rebatidas por la familia del asesino, toda vez que, tras la confiscación del arma, fueron ejecutados exámenes de balística.

Otra tragedia entre muchas

Lo que sí está confirmado, y es innegable e irreversible, es la tragedia provocada en el cuerpo de policía, como cuenta en otro reporte Der Spiegel. Andreas, de 24 años de edad, la profesora de física que fue literalmente ejecutada cuando se puso frente al joven armado para salvaguardar a los niños, era la futura esposa de uno de los primeros agentes que acudió a auxiliar a los escolares y maestros en la escuela atacada por Tim K. Se iban a casar en mayo. Las invitaciones ya habían sido enviadas.

Autor: José Ospina-Valencia

Editora: Luna Bolívar

DW recomienda