1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Marines de EE. UU. permanecerán un año más en Noruega

El Gobierno noruego anunció que autorizará un año más la presencia de un contingente de unos 330 marines estadounidenses en la base militar de Værnes (centro del país) como parte de un polémico acuerdo que entró en vigor en enero. El acuerdo, firmado a petición de Estados Unidos, establece que las tropas estadounidenses se ejerciten y hagan maniobras con las noruegas y "eventualmente otras fuerzas" en distintas zonas de este país nórdico, miembro de la OTAN.

El contingente de marines debe rotar cada seis meses, de ahí que no se pueda hablar de base permanente, defiende Oslo, que se había comprometido a mantenerlo vigente al menos un año. "Tanto las experiencias estadounidenses como las noruegas con el acuerdo han sido muy positivas. Me alegra ver que ahora estrechamos aún más la cooperación en maniobras y entrenamiento. Es una medida predecible y deseada", señaló en un comunicado la ministra noruega de Defensa, Ine Eriksen Søreide.

La decisión inicial anunciada en octubre por el Gobierno conservador noruego en minoría despertó críticas de partidos de ambos lados del arco parlamentario y representantes de la sociedad civil, al entender que rompe con la tradición de que no haya tropas extranjeras estacionadas en el territorio de este país escandinavo.

La primera ministra, Erna Solberg, defendió hoy que mientras se mantenga el principio rotatorio no se puede hablar de base permanente, y sostuvo que esta iniciativa se enmarca en el acuerdo de defensa entre Noruega y EE. UU., renovado en 2005 por el anterior Gobierno encabezado por los laboristas.

Según la agencia NTB, el Ejecutivo de Solberg, que no quiso hacer comentarios sobre esa cuestión, quería prolongar el acuerdo actual por tres años, pero la falta de apoyo en una reunión de los comités parlamentarios de Defensa y Exteriores le hizo optar por solo uno. Preguntada por la posible reacción de Rusia, que hace meses protestó públicamente a través de su embajada en Oslo, Solberg resaltó que "Noruega decide sobre su propia política exterior y de seguridad". (EFE)