1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Maquinistas alemanes logran convenio colectivo propio

Los maquinistas alemanes han conseguido finalmente el convenio colectivo propio que exigían desde hace meses, además de un aumento salarial de hasta el 10 por ciento a partir de 2008, anunció hoy en Berlín la patronal, la empresa estatal de transporte ferroviario Deutsche Bahn.

La directora de personal de Deutsche Bahn, Margret Suckale, anunció que junto a ello, antes de Navidad los maquinistas recibirán una paga de 2.000 euros por 2007.

Los conductores de trenes alemanes podrán beneficiarse del aumento salarial del 10 por ciento si aceptan aumentar su jornada laboral en dos horas semanales, especificó Suckale en rueda de prensa en Berlín.

Se trata de la quinta oferta presentada por Deutsche Bahn. Está previsto que el mayor sindicato del sector, GDL, que agrupa a un 80 por ciento de los 20.000 conductores de trenes del país, se pronuncie al respecto esta tarde.

Pese a que Deutsche Bahn se negaba a aceptar la condición del convenio colectivo de trabajo individual, finalmente ha cedido ante GDL. Sin embargo, Suckale recalcó que el convenio colectivo de los maquinistas es de características muy similares al alcanzado en julio por los otros dos sindicatos mayoritarios del sector, Transnet y GDBA y que habrá de integrarse en él.

GDL no aceptaba el acuerdo salarial que alcanzaron Transet y GDBA, que contemplaba, a partir de enero de 2008, aumentos salariales de un 4,5 por ciento para sus 134.000 afiliados.

Por ello, desde julio, protagonizó una serie de huelgas que perseguían conseguir el codiciado convenio colectivo de trabajo individual, así como un incremento salarial de hasta un 31 por ciento para los empleados con menores sueldos y una reducción de una hora en la jornada laboral semanal, hasta 40 horas.

La más importante de las medidas de fuerza llevadas a cabo por GDL fue la huelga emprendida el viernes, que se prolongó durante 22 horas y consiguió paralizar al menos el 85 por ciento de los trenes regionales y de cercanías alemanes, según datos aportados por el presidente del sindicato, Manfred Schell. En cambio, Deutsche Bahn aseguró que la huelga sólo afectó a un tercio del tráfico regional.

El sindicato había anunciado que de no ser favorable la oferta de hoy, volvería a convocar paros en el tráfico ferroviario a partir del miércoles. (dpa)