1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Mandataria polaca asegura que consumará su reforma judicial

La primera ministra polaca, Beata Szydlo, aseguró que su Gobierno llevará la reforma del sistema judicial "hasta el final" para lograr una Justicia que funcione con "honestidad, eficiencia e imparcialidad, en beneficio de los ciudadanos y no de las grandes corporaciones". Szydlo intervino ante el pleno del Parlamento polaco (Sejm), donde se debate una tercera y controvertida enmienda que afectará al Tribunal Supremo. Esa moción ha vuelto a unir a la mayoría de la oposición, que acusa al Gobierno nacionalista del partido Ley y Justicia de minar la independencia de los jueces y la división de los poderes.

La primera ministra polaca dijo que las reformas emprendidas por su Ejecutivo aspiran a devolver "la Justicia social" a Polonia. El proyecto de ley sometido a discusión pretende que los miembros del Tribunal Supremo pasen a ser nombrados por el Parlamento, lo que supondría el cese de los integrantes actuales de ese órgano. La medida se sumaría a otras dos aprobadas por el Parlamento el pasado 19 de julio, que según sus detractores suprimen la autonomía del máximo órgano de autogobierno del poder judicial al someterlo al control legislativo, y extienden el control del ministerio de Justicia a los tribunales regionales y de apelación.

Mientras Szydlo hacía sus declaraciones, centenares de manifestantes se congregaban frente al Parlamento y al palacio presidencial para protestar por lo que consideran una vulneración de la Constitución y un paso decisivo hacia el autoritarismo. Ley y Justicia cuenta con mayoría absoluta tanto en el Parlamento como en el Senado, aunque para que la reforma judicial entre en vigor es necesaria la ratificación del presidente, Andrzej Duda, también vinculado a esta formación y quien hasta el momento ha respaldado todas las medidas impulsadas por el Ejecutivo. Sin embargo, Duda sorprendió este 18 de julio con una declaración televisada.

En su alocución más reciente, Duda amenazó con no ratificar el polémico proyecto sobre el Tribunal Supremo a no ser que se aumente la mayoría parlamentaria necesaria para nombrar a sus representantes. La propuesta del presidente polaco exige una mayoría de tres quintas partes de la cámara, superior a la que tiene Ley y Justicia, lo que descartaría la posibilidad de que un sólo partido pueda decidir la composición de la institución. No obstante, Andrzej Duda reiteró su respaldo a las reformas del sistema judicial emprendidas por el Ejecutivo, que considera "necesarias", incluida la del Tribunal Supremo.

La mayoría de la oposición ha recibido con satisfacción las palabras del presidente polaco. El líder del partido Plataforma Ciudadana, Grzegorz Schetyna, afirmó que la declaración de Duda evidencia que "Ley y Justicia se está debilitando cada vez más". Tras modificar el año pasado el funcionamiento del Tribunal Constitucional, el Gobierno polaco se ha lanzado a una polémica reforma integral del sistema judicial que, en opinión de los opositores, servirá para acabar con la democracia en Polonia e imponer un régimen autoritario. (EFE)