1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Manchester resiste ante el terrorismo

El silencio reina en Manchester tras el atentado terrorista. No obstante, los habitantes de esta metrópolis multicultural están determinados a mostrar su unidad. DW habló con ciudadanos afectados.

Un silencio inusual se apoderó de la ciudad de Manchester en la mañana de este martes (23.05.2017). El ajetreo de la hora pico del tráfico matutino se convirtió en una silenciosa procesión. Puesto que gran parte del transporte público estaba fuera de servicio, la mayoría de los habitantes se dirigió a pie a su trabajo. La Policía acordonó la zona del centro de la ciudad, cerca de la Arena Manchester, donde 22 personas perdieron la vida y más de 50 resultaron heridas en un ataque terrorista durante un concierto de la cantante de pop Ariana Grande.

Más información:

-Theresa May: "terrorista" de Manchester ha sido identificado

-Policía investiga "ataque terrorista" en Manchester

"El ambiente está tranquilo. Esto es realmente extraño porque a esta hora normalmente siempre hay mucho bullicio, esta es una ciudad distinta", dijo a DW Steve White, asesor financiero.

Mientras que muchos de los transeúntes expresaron su tristeza y conmoción, sobre todo porque la gran popularidad de Ariana Grande entre los jóvenes podría significar que entre las víctimas mortales se encuentren varios menores, los habitantes de Manchester dejaron claro que no se dejarán llevar por el odio. En cambio, destacaron que era mucho más importante mostrar unidad.

Según Steve White, tras el atentado se ha sentido una ola de solidaridad en la ciudad. Casi inmediatamente después de la explosión en el concierto de pop, la etiqueta #RoomForManchester (#HospedajeParaManchester) empezó a convertirse en tendencia. A través de las redes sociales, los residentes locales ofrecían hospedaje a las víctimas afectadas por la violencia.

Ver el video 03:00

Atentado suicida en Manchester con numerosas víctimas

Antes de que el Estado Islámico asumiera la responsabilidad del atentado, empezaron a circular en las redes sociales especulaciones acerca de un atentado terrorista de naturaleza yihadista. Sin embargo, la Policía insistió en que se esperara hasta que se conocieran más detalles sobre el ataque. Independientemente del resultado de las investigaciones, los habitantes de Manchester defendieron orgullosamente la identidad multicultural de su ciudad, en la que cerca de un 16 por ciento de la población es de origen musulmán.

En las calles, las personas estaban determinadas a no dejar que el terrorismo afectara su rutina.

Un pasado violento

El ataque hizo recordar a muchos residentes de mayor edad el violento conflicto con los terroristas del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés). "Me hizo pensar en el año de 1996… de repente regresaron todos los recuerdos", dijo Steve White, refiriéndose al atentado con un coche bomba perpetrado por el IRA ese año y que dejó 212 personas heridas. Se trató de la mayor explosión en suelo británico después de la Segunda Guerra Mundial.

White describió el brutal cambio de ánimo tras el ataque en el concierto de Ariana Grande: "Es una terrible tragedia. Vi a los jóvenes entrar al concierto la noche pasada. Mi oficina está muy cerca del lugar… el ambiente era excelente. Había tantos jóvenes, de hecho asistieron personas de todas las edades".

La explosión tuvo lugar al cierre del concierto en la noche del lunes 22 de mayo en una de las salidas. De acuerdo con la dirección de la Arena Manchester, sucedió "afuera del edificio en un espacio público".

Testigos describieron el caos y los gritos. Una mujer que asistió al concierto con su hija de once años dijo a DW que se desató el pánico, mientras todos trataban de huir del lugar.

Gritos, estampidas y terror

Sobre todo fue traumático para los niños que asistieron al concierto. Chloe Nayman contó a DW que se hizo cargo de dos niñas que encontró "gritando" en su hotel, hasta que pudo contactar a sus padres. Una de ellas tuvo que ser llevada al hospital para tratar las heridas en su pecho producto de la explosión.

"La gente estaba gritando, saltaba sobre los balcones, había personas tiradas en el piso", dijo Nayman, agregando que algunos asistentes habían sido pisoteados por lo que fue necesario llevarlos al hospital.

"Tú lo único que quieres hacer es proteger a tus hijos", dijo conmocionada, a la vez que elogiaba la rápida reacción de los servicios de emergencia y la solidaridad en la ciudad.

Autores: Lars Bevanger, Elizabeth Schumacher (VT/DZC)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema