Maduro y Santos buscan limar diferencias | América Latina | DW | 22.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro y Santos buscan limar diferencias

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, se reunieron en la región de Amazonas, en el sur de Venezuela, en un esfuerzo por superar recientes diferencias políticas.

Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro.

Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro.

El encuentro arrancó en una localidad cercana a la frontera binacional, a donde Maduro llegó con varios de sus ministros y asesores. Santos llegó luego acompañado por la canciller María Ángela Holguín.

Esta es la primera reunión entre Maduro y Santos después de que el gobernante venezolano asumiera el poder el 19 de abril. La cita tiene lugar, además, después de la visita a Bogotá del líder opositor Henrique Capriles, recibido por Santos en un encuentro privado que provocó un sonoro reclamo de Caracas.

Los presidentes de Venezuela y Colombia están obligados a representar el corazón de "dos pueblos que piden paz y unión", dijo Maduro antes de comenzar el encuentro y adelantó que con Santos tendrá un diálogo "franco". Maduro recalcó que a los países que están divididos y a los débiles "no los respeta nadie, los poderosos sólo respetan a los que tenemos claros los objetivos sudamericanos y tenemos dignidad".

Después de los desacuerdos políticos generados por la reunión entre Santos y Capriles, el gobierno de Maduro denunció que desde Colombia se conspira contra su gobierno, que el líder opositor buscó ayuda para derrocarlo y que existe un plan para envenenarlo. Además, Maduro acusó a Santos de haber violado los acuerdos de 2010, en Santa Marta, cuando el mandatario colombiano acordó con el fallecido presidente Hugo Chávez preservar las buenas relaciones en un marco de respeto.

"Consolidar una relación respetuosa"

Capriles, quien insiste en desconocer la legitimidad de Maduro e impugnó los resultados de las elecciones del 14 de abril que le dieron al actual presidente un triunfo por mínima diferencia, se reunió con Santos a fines de mayo buscando eco a sus reclamos y el pasado fin de semana hizo lo propio en Chile y Perú. A raíz del desacuerdo, Maduro advirtió que revisaría su papel en los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla, en los que participa como facilitador.

A pesar de ello, y gracias a las gestiones del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, las amenazas no se concretaron y ambos gobiernos han mostrado su intención de trabajar juntos. Santos, por su parte alegó que las diferencias se originaron por malas interpretaciones, que busca aclarar directamente con Maduro. Además, estimó que las diferencias se podrán aclarar "muy fácilmente" y que espera "consolidar una relación respetuosa" con Venezuela. Colombia aún tiene reclamos por una deuda comercial de varios millones de dólares, que Venezuela prometió pagar en plazos.

Venezuela y Colombia tuvieron roces en los últimos años por los enfrentamientos entre Chávez y el antecesor de Santos, Álvaro Uribe. Se llegó incluso a una breve ruptura en julio del 2010, cuando el entonces presidente Chávez rompió relaciones con el ex mandatario Uribe, luego de que este acusara a Venezuela de asilar a guerrilleros de las FARC. Pero las relaciones se normalizaron con la llegada de Santos a la presidencia y tras el encuentro con Chávez en Santa Marta.

Ambos países, que comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros, estuvieron al borde de un conflicto armado en 1987 luego de que un barco de guerra colombiano fuera interceptado por Venezuela en una zona marítima bajo disputa limítrofe. Las relaciones internacionales de Venezuela durante la gestión de Maduro han seguido la tónica del fallecido Chávez.

RML (dpa, reuters)