Maduro: ″Evitaremos que surja un nuevo Pinochet″ | América Latina | DW | 02.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro: "Evitaremos que surja un nuevo Pinochet"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó en entrevista con “Le Monde” que si algún día la oposición llega al poder en el país, ésta "impondría un proyecto totalitario”.

Según recoge la entrevista publicada por el diario francés "Le Monde", en la que mandatario acusa a Estados Unidos de "no respetar" a Venezuela, Nicolás Maduro afirmó, refiriéndose a la oposición, que "si un día esa gente llegara al poder -lo que no sucederá- destruirían la democracia en Venezuela e impondrían un proyecto totalitario". Fue su primera entrevista con un medio extranjero tras su jura como presidente, el pasado 19 de abril.

"En Chile fue Pinochet (...) Una ideología similar está emergiendo aquí", afirmó el sucesor del fallecido Hugo Chávez. "Evitaremos que un nuevo Pinochet emerja en Venezuela. Lo haremos por la vía democrática", agregó. Maduro restó importancia a los episodios violentos vividos en el país tras las elecciones, como el pasado martes en la Asamblea General, cuando varios diputados opositores denunciaron haber sido golpeados. Venezuela podrá enfrentar "cualquier amenaza", afirmó.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con foto de Hugo Chávez.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con foto de Hugo Chávez.



Según Maduro, “EE. UU. no respeta a Venezuela”

Respecto a Estados Unidos, Maduro asegura que "no respeta" a Venezuela y apunta que entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y su predecesor, George W. Bush, hay una diferencia de estilo, pero no de contenido. "Él (Obama) sonríe pero bombardea", afirmó Maduro, que sin embargo se mostró abierto a "moverse hacia una relación que podría ser positiva".

Un posible acercamiento a Estados Unidos no supondría, sin embargo, que Venezuela vaya a abandonar sus alianzas con países como Siria o Irán. "Tenemos una buena cooperación económica con el presidente Bashar al Assad", afirmó el presidente venezolano, que acusó a la "intervención extranjera" de la guerra civil en Siria.

Respecto a la inversión extranjera, Maduro dejó traslucir algo de apertura, aunque evitando el asunto del sector petrolero, nacionalizado por Chávez. "Estamos creando zonas económicas especiales para atraer inversión en tecnología", afirmó. También el sector agroalimentrario presenta oportunidades de inversor, agregó. "Podemos producir para Mercosur, para Europa, para Asia".

CP/EL (dpa, efe)

DW recomienda