1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Maduro busca visto bueno para su decreto

En Venezuela, el partido de Gobierno aprobó la creación de un sinnúmero de asambleas de ciudadanos, alegando que sus decisiones tenían mayor rango legislativo que las tomadas por la mayoría opositora en el Parlamento.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reaccionó molesto tanto a la decisión del Parlamento local de rechazar su decreto de emergencia económica como a las críticas articuladas contra su Gobierno por el mandatario argentino, Mauricio Macri. En un acto público celebrado este sábado (23.1.2016) y al que acudieron dirigentes chavistas y simpatizantes del oficialismo, Maduro acusó a la mayoría opositora en el Congreso de haberle dado una “puñalada” a su propuesta para solucionar la crisis económica nacional.

Otras figuras del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fueron más lejos: el mismo 23 de enero, en varias plazas de Caracas y otras ciudades del país, el chavismo aprobó la creación de un sinnúmero de asambleas de ciudadanos, alegando que las decisiones tomadas por estas instancias tenían mayor rango legislativo que las tomadas en la Asamblea Nacional. Según el segundo “hombre fuerte” del PSUV, Diosdado Cabello, “los diputados son una forma indirecta del pueblo ejerciendo soberanía (sic)”.

Cabello continuó, enfatizando que “la forma directa [de ejercer la soberanía] es esta: las asambleas [de ciudadanos]”. El expresidente del Parlamento agregó que la Constitución establecía la subordinación de los órganos del Estado a la soberanía popular y que las decisiones de las asambleas de ciudadanos tenían carácter vinculante. “¿Nos quedamos con los brazos cruzados ahora que no aprobaron el decreto? ¡No!”, dijo Cabello, en alusión al decreto de emergencia económica que Maduro presentó ante los legisladores el 22 de enero.

Como era de esperarse, las asambleas de ciudadanos recién fundadas se negaron a reconocer la decisión del Parlamento, dominado por la oposición. Está por verse qué implicaciones tiene este episodio para la guerra de poderes estatales que se desarrolla en Venezuela.

Duelo anunciado en Ecuador

El Gobierno de Maduro se halla bajo fuego en dos frentes: en el doméstico, debido a la fuerte oposición que encuentra en el Poder Legislativo y al empeño de los antichavistas en buscar la revocación de su mandato, y en el exterior, debido a los duros reproches que le hace su homólogo argentino.

Durante su intervención en el Foro Económico Mundial, Mauricio Macri volvió a cuestionar al Ejecutivo venezolano, advirtiendo que Maduro “se ha distanciado del respeto a los derechos humanos” e insistiendo en pedirle a Caracas que “respete las libertades de aquellos que participan en política desde la oposición”, haciendo referencia a los líderes opositores que están encarcelados, entre ellos, Leopoldo López. Este fin de semana, Maduro respondió subrayando que “no voy a aceptar abusos de nadie”.

“Los Gobiernos de derecha que existen en América Latina están alebrestados (alzados) contra la Revolución Bolivariana. O nos respetamos todos o se acaban las reglas de juego por la batalla de la nueva América”, dijo Maduro, asegurando que el próximo miércoles (27.1.2016), cuando asista a la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en Ecuador, “nadie me va a callar; voy con todas las verdades”.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda