1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Macron recuerda a víctimas del atentado terrorista de Niza

A un año de la tragedia, el presidente de Francia prometió una “lucha sin cuartel” contra el terror tanto dentro como fuera del país.

En un sentido homenaje realizado este viernes (14.07.2017) en Niza, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, recordó a los 86 muertos y los más de 460 heridos que dejó el ataque terrorista perpetrado por un presunto miembro del Estado Islámico el 14 de julio de 2016, justo cuando se conmemoraba la Fiesta Nacional en el paseo marítimo de esa ciudad del sur galo.

 

Más información:

-Francia cerrará tres mezquitas más por apología del terrorismo

-Francia homenajea al policía asesinado en los Campos Elíseos

 

"El 14 de julio de 1789 fue para Francia un día de lucha por la libertad y poco a poco se convirtió en un feriado", dijo Macron en la ciudad junto al Mediterráneo. "El 14 de julio de 2016 nos recordó brutalmente el precio de esa libertad", agregó el jefe de Estado, quien prometió a las víctimas del atentado y a sus familiares llevar adelante una "lucha sin cuartel” contra el terrorismo en el interior del país y también fuera de él.

"Debemos a los muertos esa lucha sin cuartel", afirmó Macron. Pero, puntualizó, hay que hacerlo "conservando nuestros valores, nuestro Estado de derecho, el amor a la libertad y el recuerdo de esos rostros que esa noche amaban la libertad, furiosamente". Macron se negó a citar el nombre del autor de la matanza, el tunecino Mohamed Lahouaiej Boulhel, y tampoco hizo mención a los eventuales fallos de seguridad que pudieron facilitar la tragedia.

Rosas blancas en memoria de las 86 víctimas del ataque de Niza.

Rosas blancas en memoria de las 86 víctimas del ataque de Niza.

"Evitar el oscurantismo”

De cualquier forma, Macron destacó que era "vital” arrancar de raíz la ideología que alimenta ese terrorismo, para lo cual hay que actuar día tras día: "Es la lucha de la cultura, de la inteligencia, de la escuela" para "evitar el oscurantismo" y "para que el fanatismo no pueda prosperar en el caldo de cultivo de la miseria y los desplazamientos. Es una lucha moral de civilización".

El jefe de Estado añadió que el "dolor" entonces había "fisurado la relación entre la República y los ciudadanos", pero recalcó que "esos vínculos son indestructibles" y "se hará lo posible para que la República recupere la confianza. El Estado no se sustraerá ni a su deber de claridad, ni a su deber de compasión ", agregó, por lo que garantizó a los supervivientes y a sus familias todos los dispositivos de ayuda puestos en marcha en los dos últimos años.

Si bien el grupo yihadista Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad del ataque y calificó al autor como uno de sus "soldados”, las investigaciones posteriores no hallaron ningún vínculo entre el grupo radical y Mohamed Lahouaiej Boulhel, quien vivía desde hace varios años en Niza y fue abatido por la Policía el día del ataque. El discurso de Macron, que cerró la ceremonia pública de homenaje, fue seguido por La Marsellesa, el himno nacional francés.

DZC (EFE, dpa, AP)

DW recomienda