1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Macri considera “desafortunado” el acto de CFK tras declarar

La vicepresidenta Gabriela Michetti calificó de “lamentable” el discurso de la expresidenta. Mientras, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Luis Lorenzetti, aseguró que la Justicia “no está para perseguir a nadie”.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, calificó hoy de “desafortunado” el acto con militantes protagonizado el miércoles (14.04.2016) por su antecesora en el cargo, Cristina Fernández (2007-2015), a su salida de los tribunales tras declarar en una causa por presuntas irregularidades en el Banco Central. Macri acudió a primera hora de hoy al Teatro Colón de Buenos Aires para despedir los restos del compositor y pianista de tango argentino Mariano Mores y, a las puertas del recinto, tuvo un breve contacto con los medios.

“Ustedes lo vieron... desafortunado”, fue la escueta valoración que el mandatario ofreció tras ser consultado por la concentración de simpatizantes organizada este miércoles por el kirchnerismo en apoyo a Fernández.

Cuatro meses después de dejar el poder, la expresidenta se presentó el miércoles en los tribunales federales de Buenos Aires para dejar un escrito con su testimonio al juez Claudio Bonadio, quien investiga contratos de futuros del dólar celebrados durante el último año de gobierno kirchnerista. En la calle la esperaban decenas de miles de simpatizantes a los que advirtió, en un discurso pronunciado desde un escenario construido frente a las puertas de los juzgados, que la “pueden meter presa”, además de acusar al Poder Judicial de “fabricar” causas contra ella.

El Gobierno, sin embargo, buscó minimizar el impacto político del regreso a la escena política de la expresidenta peronista, que para algunos analistas fue una demostración de fuerza al reunir cerca de 20.000 personas frente a los tribunales donde se llevan varias causas judiciales que salpican a Fernández de Kirchner. La dirigente política buscó capitalizar la convocatoria y llamó a crear “un gran frente ciudadano” opositor que reúna a todos los argentinos disconformes con el actual Gobierno. “Les propongo conformar un gran frente ciudadano en el cual no se le pregunte a nadie a quién votó ni de qué partido es o en qué sindicato está, si paga ganancias o no, sino que se le pregunte: ¿Cómo te está yendo? ¿Mejor que antes o peor? Ese es el punto de unidad”, declaró Fernández de Kirchner.

Desde el oficialismo, pocas horas después, distintos referentes criticaron duramente el acto. Para la vicepresidenta del Gobierno, Gabriela Michetti, el acto fue “lamentable”, según dijo en declaraciones a los medios en el marco de su participación en un congreso sobre diálogo interreligioso. Además, aseguró que Kirchner “no les contó nada a los ciudadanos argentinos” de cómo dejó el país a su sucesor. “Hubo un gobierno anterior que dejó un país absolutamente quebrado”, sostuvo Michetti. "No se les contó nada a los ciudadanos argentinos, la barbaridad que estaba pasando con el Estado argentino, las cuentas públicas, los déficit, las deudas, la corrupción, no se les contó nada”, remarcó.

“Justicia no está para perseguir”

El presidente de la Corte Suprema de Argentina, Ricardo Luis Lorenzetti, por su parte, aseguró hoy en Asunción que la Justicia de su país “no está para perseguir a nadie”, en referencia al juicio iniciado el miércoles contra la expresidenta Cristina Fernández.

“La Justicia no está para provocar una crisis ni perseguir a nadie, sino para sancionar cuando hay delito”, aseguró Lorenzetti en una rueda de prensa ofrecida durante la XVIII Cumbre Judicial Iberoamericana, que se celebra hasta el viernes en la capital paraguaya.

Lorenzetti realizó estas declaraciones preguntado por los periodistas acerca del proceso contra la expresidenta Fernández, quien este miércoles denunció un “ejercicio abusivo del poder judicial” en la causa por la que acudió a declarar por presuntas irregularidades en operaciones del Banco Central durante su Gobierno.

JC (EFE, dpa)



DW recomienda