1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

México garantiza protección a testigo de muerte de Cáceres

La Cancillería de México aseguró que brinda apoyo y protección al activista Gustavo Castro Soto, que fue testigo del asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres y que todavía no puede regresar a su país.

"El Gobierno de México, a través de su embajada en Honduras, mantiene contacto permanente con el señor Castro Soto y le brinda el apoyo y la protección consular a la que tiene derecho bajo la legislación mexicana", señaló hoy (11.03.2016) la Cancillería en un comunicado.

Durante las últimas horas, organizaciones locales e internacionales alertaron del peligro que corre el activista mientras permanezca en Honduras, y exigieron a las autoridades que permitan su salida del país centroamericano. Gustavo Castro fue herido durante el ataque a tiros contra la premiada líder indígena. Las autoridades de Honduras impidieron a Castro

Soto su salida del país cuando pretendía abordar el avión de regreso a México la madrugada del domingo. Un juez ordenó la permanencia de Castro en el país por 30 días mientras continúan las investigaciones.

El despacho mexicano aseguró que es respetuoso de las leyes hondureñas y manifestó su confianza en que las autoridades de ese país realizarán "las investigaciones pertinentes" para capturar a los responsables del asesinato de Cáceres y garantizar la seguridad de Castro Soto en su calidad de testigo. Asimismo, informó que ha solicitado al Gobierno hondureño que se le permita al activista el retorno a su país "lo antes posible".

La situación de Castro Soto ha generado la preocupación de diversas organizaciones. La ONU pidió hoy al Honduras garantizar la vida del activista, mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores emitir medidas cautelares en su favor.

"Está en serio peligro", dijo a Reuters Marcia Aguiluz, del Centro Por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) para

América Central y México. "Los intereses de los que mataron y mandaron a matar a Berta Cáceres son extremos y podrían atentar en su contra", agregó.

Honduras Beerdigung von Berta Cáceres

Entierro de la activista Berta Cáceres, 03.03.2016.

Indignación de organizaciones internacionales

El asesinato de Cáceres la semana pasada desató una oleada de indignación en el país y la comunidad internacional. La líder ecologista se hizo acreedora del premio Goldman en 2015 luego de que paralizó la construcción de una presa que amenazaba con desplazar cientos de indigenas de etnia Lenka. La policía no ha ofrecido todavía ninguna versión oficial sobre el ataque, que habría sido perpetrado por dos desconocidos que irrumpieron en el domicilio de Cáceres.

El activista mexicano podría reconocer al menos a uno de los asesinos, dijo Óscar Castro, hermano de Gustavo, quien actualmente está resguardado en la residencia de la embajada de México en Tegucigalpa bajo protección de la policía. "Gustavo vio solamente a una persona", dijo Castro a Reuters, agregando que su hermano cree que podría reconocerla.

Las autoridades todavía no tienen ninguna hipótesis oficial, lo que ha levantado fuertes críticas de familiares y organizaciones no gubernamentales, como Amnistía Internacional, que piden una investigación internacional independiente.

Hasta el momento, además de Castro tan solo han declarado un ex compañero sentimental de Cáceres, que también trabaja en el Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH), y el vigilante del condominio donde se ejecutó el homicidio.

Sin embargo, familiares y compañeros critican que todavía no se haya llamado a los interesados en construir la represa que logró detener temporalmente Cáceres, quien no tenía protección al momento del ataque pese a que contaba con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

JC (Reuters, EFE, dpa)



DW recomienda