1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

México

México ante su mayor desafío diplomático

México enfrenta su mayor desafío diplomático en las relaciones bilaterales con EE.UU., para evitar la imposición de aranceles a las exportaciones mexicanas y las deportaciones masivas de indocumentados.

"La política exterior mexicana se ha concentrado, como en ninguna otra área, en la atención a los mexicanos en el exterior", afirma Silvia Giorguli, presidenta del Colegio de México. La académica mexicana explica que el vecino del norte es el destino de más del 95 por ciento de la migración mexicana", en donde se estima viven unos 4,5 millones de mexicanos indocumentados.

México tiene un sistema consular muy amplio, con más de 50 legaciones en Estados Unidos, explica Giorguli, pero destaca que es importante negociar que las deportaciones anunciadas por Trump sean ordenadas. "Ya hay acuerdos binacionales, que definen a qué hora son los retornos y cuáles son las puertas de entrada por dónde llegan. Se tiene que informar a las autoridades mexicanas sobre el tipo de deportación que se trata, si -por ejemplo- son menores de edad o si son personas con antecedentes penales. También se les debe dar una protección, que no se entregue al repatriado en un cruce migratorio, por ejemplo, de Tamaulipas a las 3 de la mañana, lo que supondría un riesgo para su seguridad".

Trump amenazó con hacer deportaciones masivas e incluso expulsar hacia México a inmigrantes ilegales de otras nacionalidades que hayan ingresado desde el vecino del sur. Una deportación masiva podría traducirse en una crisis económica y humanitaria. Los mexicanos que viven en Estados Unidos son el sustento de muchas comunidades rurales. El año pasado, las llamadas remesas, el dinero que los migrantes enviaron a sus familias, alcanzó los 27.000 millones de dólares, más de lo que México obtuvo por sus exportaciones de petróleo o por los ingresos por turismo.

La migración y el comercio son los temas más espinosos en las conversaciones que han comenzado ambos gobiernos, en donde México se muestra cauteloso. Según la académica mexicana, "tanto el Gobierno federal y otras instituciones están anticipando lo que que se necesita para responder a lo que se viene". 

Migrante centroamericano en Juchitán, Oaxaca.

Migrante centroamericano en Juchitán, Oaxaca.

Laredo, Texas, la aduana más importante

"Por aquí se concentra el 38 por ciento del intercambio comercial entre México y Estados Unidos. Laredo, Texas, es la aduana número uno", dice Israel Morales, director del Comité de Comercio Exterior y Aduanas del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de exportación (INDEX). En esa ciudad fronteriza de Estados Unidos, afirma Morales, preocupa que el comercio, lo que la ha hecho florecer, sufra un trastorno por las políticas proteccionistas anunciadas por Trump.

El experto explica que del lado mexicano hay mucha preocupación, pero también esperanza porque prevalezca el sentido común y que las autoridades mexicanas encargadas de negociar con Trump sean capaces de generar un diálogo en el que todos ganen. "Del lado mexicano no hay un espíritu antiestadounidense, se comprende muy bien lo importante que sido Estados Unidos en el desarrollo de la frontera norte de México", dice Morales.

"En fronteras tan dinámicas como Ciudad Juárez, Reynosa, Tijuana, donde hay industria maquiladora, hay una interdependencia muy grande entre ambos lados de la frontera. Que haya alguien en la Casa Blanca que no lo entienda o que no le interese provoca desesperanza en muchas personas", añade el experto.

En el plano comercial, Trump amenaza con retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) e imponer aranceles a las exportaciones de empresas estadounidenses instaladas en México, a las que acusa de pérdida de empleos en su país. México tiene un superávit de 60.000 millones de dólares que Trump considera como una relación injusta.

Morales recuerda que dicho tratado ha multiplicado el intercambio comercial que actualmente supera los 500.000 millones de dólares anuales. "Ha beneficiado a la región, pues a lo largo de 22 años se ha conformado una plataforma de manufactura regional en donde existe una interdependencia muy importante en ambos lados de la frontera".

La frontera entre México y Estados Unidos se blinda aún más.

La frontera entre México y Estados Unidos se blinda aún más.

Llegada de migrantes

El experto señala que en la ciudad de Tijuana se ha establecido un programa piloto de absorción de personas repatriadas que se quiere replicar en todas las fronteras. "A nivel salarial no vamos a alcanzar el nivel que tenían, pero el costo de vida no es tan alto como en Estados Unidos, de modo que hay forma de ajustar", pondera. INDEX firmó un convenio de cooperación con el Instituto Nacional de Migración con el objetivo de otorgar una identificación a los mexicanos repatriados y ayudarlos a reincorporarse en la vida laboral y social en México.

Los que tienen mayores posibilidades son precisamente los que hablan inglés. "Son candidatos naturales para trabajar en áreas de servicio al cliente de la industria maquiladora, en donde el inglés es indispensable", señala Morales.

Por su parte, Silvia Giorguli destaca que las redes de organizaciones civiles de ayuda al migrante en Estados Unidos son las que más están ayudando a las personas que podrían resultar afectadas. "La migración mexicana es centenaria y tiene redes muy sólidas, con canales de comunicación muy ágiles. Estas redes les informan a los indocumentados sobre qué hacer en caso de ser deportados, qué derechos tienen, dónde acudir o cómo prevenir una deportación. Estas organizaciones están jugando un papel muy importante ahora", concluye.

DW recomienda