1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“LuxLeaks”: Juncker rechaza acusaciones

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, negó hoy haber creado un sistema de evasión tributaria en Luxemburgo, el país que dirigió como primer ministro durante 18 años.

"Nunca establecí ningún sistema en Luxemburgo con el objetivo de asegurar que hubiera una elusión fiscal para discriminar a otros Estados miembros", aseguró Juncker durante una comparecencia ante la Comisión especial del Parlamento Europeo sobre fiscalidad. "De hecho, han exagerado mi talento político al respecto, no fue algo que estaba tratando de hacer", afirmó en presencia de los eurodiputados.

Juncker defendió que Luxemburgo no es una "excepción" respecto a la concesión de acuerdos de beneficios fiscales -conocidos como "tax rulings"- a las empresas, y por ello dijo que habría que cambiar el nombre del caso LuxLeaks, una contracción de los términos ingleses para "filtraciones" y "Luxemburgo".

El caso LuxLeaks reveló en 2014 los "tax rulings" que obtuvieron casi 340 multinacionales entre 2002 y 2010 en Luxermbugo, entre ellas Pepsi, IKEA, AIG, Coach o Deutsche Bank, que fueron fuertemente criticados.

Práctica polémica

Esta práctica es legal y confidencial, pero no es considerada ética y moral, dado que permite a las empresas solicitar por adelantado a un país conocer qué tratamiento fiscal se les va a aplicar y obtener ventajas fiscales.

El presidente de la Comisión Europea se distanció de estas ventajas concedidas durante su mandato, al defender que el marco legal en materia fiscal es establecido por los ministros de Finanzas, para ser posteriormente desarrollados por las autoridades fiscales competentes. "La autoridad fiscal de Luxemburgo es muy alérgica a la intervención", dijo Juncker.

El presidente de la CE afirmó haber mantenido contactos con bancos basados en el Gran Ducado, algo que consideró "normal" para un primer ministro de un país con un sector financiero muy desarrollado, pero aseguró que nunca había tratado sobre pactos fiscales con estos.

No solo Luxemburgo

Por su parte, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, afirmó que los "tax rulings" no son una práctica exclusiva de Luxemburgo y afirmó que "no es malo que las empresas puedan anticipar sus impuestos corporativos".

Sin embargo, sí lamentó la opacidad que suelen acompañar a estos pactos y el hecho de que las multinacionales se beneficien de ellos para evitar el pago de impuestos.

ER (efe, dpa)