1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Luteranos en EE. UU., con tatuajes y Playmobil

En el corazón de Estados Unidos, Lutero es tan relevante como hace quinientos años. Esto se debe, en parte, a personas tan inusuales como la pastora Nadia Bolz-Weber.

"Creemos todos en un Dios" es la oración de la mañana que se escucha en el auditorio del Luther College de Decorah, en Iowa. Como canción de iglesia, el credo fue concebido en 1524 por el propio Martin Lutero. Aquí, en el medio oeste de Estados Unidos, importante bastión del protestantismo, el reformador está muy presente. Y la pastora Nadia Bolz-Weber, predicadora y conferenciante invitada, es la atracción de este año, lleno de celebraciones por el medio milenio que cumple la Reforma. "La gracia de Dios es la esencia de nuestra fe, que es hoy tan importante como hace quinientos años", recalca Bolz-Weber.

 

Más información:

-Martin Lutero: 95 tesoros y 95 personajes

-Lutero, una figura compleja

 

Pecados y segundas oportunidades

Bolz-Weber es toda una estrella entre los luteranos en Estados Unidos, a pesar de que no corresponde a la imagen habitual de un clérigo cristiano... o precisamente por eso. Los tatuajes ocupan casi todo su cuerpo, desde el cuello hasta los pies. En el auditorio repleto habla ante los estudiantes sobre el pecado, la absolución y las segundas oportunidades de la vida. Tambien habla sobre la presión de ser buena y perfecta en cada momento. "Olvidamos fácilmente que Dios nos ama tal como somos y no como un ideal", dice la pastora de 47 años en entrevista con DW.

USA Luther College- Pastorin Nadia Bolz-Weber (Nadia Bolz-Weber)

La pastora Nadia Bolz-Weber

"La Iglesia Luterana me ha dado las palabras para lo que he experimentado en mi vida", explica Bolz-Weber sobre su decisión de buscar la fe en el protestantismo. Sólo pudo superar su adicción a las drogas y el alcohol por la "gracia totalmente inmerecida de Dios".

Publicidad con un reformador Playmobil

Quinientos años han pasado desde la Reforma. Esta es también la razón por la que Stefan Buchwald vino a Decorah. Como jefe del Centro de Información sobre Alemania en Washington, el diplomático es responsable del proyecto "Semanas Campus". Con ello, el gobierno alemán promociona desde hace varios años el idioma alemán e intenta convencer a estudiantes estadounidenses de capacitarse en Alemania. Este año enfoca su labor en las universidades luteranas en el corazón de ese país.

"Con gran éxito", dice Buchwald, quien viaja con un Lutero de tamaño real en estilo Playmobil. "En los últimos años hemos logrado aumentar el número de estudiantes estadounidenses en Alemania. También pudimos preservar el alemán como asignatura en muchas universidades, y eso a pesar de una fuerte competencia del español y otros idiomas", enfatizó el diplomático.

USA Luther College in Iowa (DW/C. von Nahmen )

Stefan Buchwald con estudiantes.

 Amplia red de actividades

Los alemanes cuentan con una fuerte presencia en el medio oeste. En Iowa, Wisconsin, Minnesota, Dakota del Norte y del Sur, muchos estadounidenses tienen raíces alemanas o escandinavas. Aquí es donde vive la mayoría de los ocho millones de luteranos en los Estados Unidos. Ellos influyen la cultura y la mentalidad de la región. 

A pesar de que los luteranos constituyen una minoría relativamente pequeña entre los 230 millones de cristianos estadounidenses, su influencia es notable a nivel nacional, subraya el pastor Mike Blair. "Existe una amplia red de colegios luteranos, hospitales y centros sociales que crean un gran impacto", afirma.

Autor: Carsten von Nahmen (GG/DZC)

DW recomienda