1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Los medios griegos son “parte del problema”

¿Informan los medios griegos a los ciudadanos helenos de forma equilibrada sobre las negociaciones entre su país y la UE? Expertos en medios griegos lo dudan. Panagiotis Kouparanis reporta desde Atenas.

¿Informan los medios en Grecia de forma objetiva? Según Jorgos Pleios, esa es la pregunta equivocada. Si bien cada periodista tiene su punto de vista propio, subjetivo, siempre debería esforzarse por ser imparcial. No obstante, el investigador de la Universidad de Atenas está convencido de que la mayoría de los medios griegos son parciales. En las elecciones parlamentarias de enero pasado, por ejemplo, la gran mayoría rechazó abiertamente al actual partido gobernante, Syriza, señala Pleios. El experto explica que eso se debió a fuertes intereses económicos.

Generalmente las emisoras privadas griegas están endeudadas y dependen de créditos bancarios. Puesto que los bancos están en manos del Estado, al final de cuentas es el gobierno de turno el que decide sobre la concesión de los créditos. Y los medios, a su vez, pueden influir en esta decisión a través de una cobertura negativa o positiva. De momento, las grandes cadenas de televisión arremeten contra el gobierno porque éste ha anunciado que finalmente aplicará las leyes vigentes, señala Jorgos Pleios. Syriza pretende, por ejemplo, imponer impuestos a la publicidad televisiva.

Cobertura negativa

Según el conocido periodista heleno Tassos Pappas, de momento, el 80 por ciento de la cobertura de los medios de comunicación sobre el nuevo gobierno es negativa. Una herramienta muy popular, asegura, es citar medios extranjeros que critican a Syriza como gobierno “inexperto” o que se burlan del “extraño comportamiento” del ministro de Finanzas, Janis Varoufakis. Los mismos medios que durante meses presionaron al actual gobierno para que llegara a un acuerdo con los acreedores, cambiaron de postura cuando se empezó a vislumbrar una solución.

Por su parte, el publicista conservador Jorgos Kyrtsos señala que la mayoría de los medios griegos solo se concentran en los sucesos al interior del país. Su postura xenófoba se refleja en titulares como “Merkel nos quiere eliminar”, “Schäuble desprecia a los humanos” y “Lagarde se ha vuelto loca”.

De esta forma los medios no aportan información y no promueven una discusión objetiva en torno a la crisis de la deuda, sino que se vuelven “parte del problema”, cree Kyrtsos. El publicista explica que la mayoría de los dueños de empresas de medios de comunicación son también contratistas de obras, navieros y dueños de refinerías que “dejan que los sucesos políticos sean interpretados según sus intereses”. Otro problema consiste en la calidad del personal periodístico, opina. La mayoría no cuenta con un título universitario y carece de capacidades analíticas, por lo que muchas veces tienden al populismo y a los estereotipos.

Según Jorgos Kyrtsos, es muy importante que haya una televisión pública con una cobertura pluralista y objetiva. Esto aumentaría la presión sobre los medios privados para elevar la calidad de sus productos.