1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Los cerebros del futuro

Los nuevos fármacos para enfermedades degenerativas serán utilizados en el futuro cada vez más como incentivadores cerebrales. Cerebros veloces, memorias perfectas ¿Ventaja o peligro?

default

En manos de la industria farmacéutica.

En las próximas décadas aparecerá una serie de nuevos fármacos para mejorar la capacidad cerebral que buscarán tratar enfermedades como el Alzheimer, lo que presiona a las autoridades por su posible uso inadecuado, como pretender elevar el rendimiento estudiantil, dijeron científicos el jueves.

"El uso de medicamentos psicoactivos por parte de pacientes e individuos sanos se volverá una característica en aumento en nuestras vidas", según Gabriel Horn, investigador de la Universidad de Cambridge, quien presidió el grupo que dio a conocer el informe sobre medicación cerebral al Gobierno británico.

¿Cerebros en manos de las farmacéuticas?

El estudio de la Academia de Ciencias Médicas indicó que se tendrá que lidiar con el posible incremento de los fármacos "incentivadores del cerebro", los cuales mejorarían la memoria y la velocidad de pensamiento en el corto plazo.

Si bien estos medicamentos pueden ayudar a las personas con dolencias neurodegenerativas, enfermedad mental y adicción, podrían también volverse populares entre la población para propósitos no médicos, como el impulso del rendimiento estudiantil o laboral, añadió el equipo.

Los actuales medicamentos psicoactivos, a veces usados como "impulsores cerebrales", incluyen tratamientos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, como Ritalin o metilfenidato, fabricado por Novartis AG, entre otros.

También existe el modafinil, ingrediente activo del fármaco Provigil de Cephalon.

La adicción es el problema

"Las compañías farmacéuticas están muy interesadas en esta área", señaló en una conferencia de prensa Les Iverson, investigador de la Universidad de Oxford que trabajó en el equipo de Horn.

"Este es un campo de investigación muy activo y deberíamos estar preparados para la llegada de una serie de nuevos medicamentos en los próximos años", agregó Iverson.

El problema es que los científicos actualmente comprenden mejor cómo funciona la adicción en el cerebro, pero no muchos investigadores han traducido esto en mejores tratamientos, añadió el equipo.

Los financiadores de investigaciones y la industria farmacéutica deben ser incentivados a considerar la adicción como un área de prioridad para desarrollar tratamientos innovadores, según el equipo de Horn.

DW recomienda