1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Londres, ¿la ciudad de las navajas?

Con una programa de choque, el gobierno británico pretende controlar y disminuir la violencia juvenil en una Londres que se está ganando la fama de “ciudad de las navajas”

default

Londres: ¿una ciudad peligrosamente violenta?

Según informa la emisora alemana Deutschlandfunk, la violencia juvenil en las calles de Londres ha alcanzado tal nivel, que la Policía Metropolitana ha declarado a los “navajeros” el mayor problema de la ciudad. Para asustar a los jóvenes que poseen navajas, la ministra inglesa del Interior, Jaqui Smith, pretende confrontarlos con las víctimas de ese tipo de violencia. Una de ellos: un joven de 16 años fue golpeado con un bate de béisbol para después ser acuchillado por una ronda de adolescentes. “Me muero. Traigan a mi madre”, cuenta un testigo; después de ello perdió el conocimiento. Sucedió a plena luz del día en Londres.

Dos días, cuatro ataques

Según estadísticas, cada 48 horas hay 4 ataques cruentos en la capital británica. Desde comienzos de año, son veinte los menores que han resultado víctimas mortales de este tipo de violencia. Acuchillados, la mayoría. Los agresores: como ellos mismos, adolescentes. Y no es que pertenezcan a bandas criminales; los móviles del crimen son por lo general nimiedades.

Der britischen Premierminister Gordon Brown informiert am Montag, 16. Juli 2007, die Medien auf einer Pressekonferenz mit Bundeskanzlerin Angela Merkel

El primer ministro británico, Gordon Brown

Políticos y opinión pública han hecho mucha presión para que el gobierno controle, por fin, la situación. Aunque el primer ministro Gordon Brown descartó la propuesta de la oposición de penalizar con cárcel el sólo hecho de portar navajas o cuchillos, la Policía ha recibido luz verde para ampliar sus controles.

¿Un programa para asustar?

Quien sea encontrado con un arma corto-punzante será obligado a pasar por el programa de choque del gobierno: una visita a la cárcel y contacto con las víctimas y sus familias se incluyen en el plan. Esfuerzos inútiles opinan los críticos, pues víctimas y victimarios se conocen muy bien; por otro lado, familiares de víctimas catalogan estas medidas de tibias. Expertos en criminología tampoco auguran éxito al plan, más bien prevén un efecto contraproducente.

Para los conservadores, por el contrario, que la Policía tenga ahora mayores atribuciones y no sólo amoneste a los “navajeros”, sino que los ponga a disposición de la justicia, no es suficiente. Cárcel para ellos, exige David Cameron, líder opositor. La prensa amarilla británica lo apoya, pues no sólo teme por la seguridad de la ciudadanía sino por la fama de Londres. Con estupor registraron que después de que dos estudiantes franceses fueran asesinados brutalmente en la capital británica, los diarios galos advertían de viajar a “la ciudad de las navajas”.

DW recomienda