1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Documental y reportaje

London’s Burning (1)

El movimiento juvenil musical más irreverente fue claramente el punk, en la década de 1970.

El "Establishment" británico parecía preocupado en la década de 1960. Temía que los Beatles y sus fanáticos  echasen por tierra valores como el respeto y la consideración. No contaban con lo que aún estaba por venir: el punk, con sus consignas plagadas de palabras malsonantes y el lema "No Future!”. Los punks querían impresionar con caos, sexo, drogas y música fuerte. Combinaba, como todos los movimientos juveniles anteriores, música potente con alusiones sociales y políticas, lo cual hizo temblar poderosamente a algunos. El estilo punk era un caos hirviente de política, posturas, provocación y opuestos. En el verano de 1977, las bodas de plata de la reina se vieron eclipsadas por el punk, que escaló hasta lo más alto de las listas de éxitos y relegó a un segundo plano a todos los hasta entonces dioses del rock. A partir de ahí ni la sociedad ni la industria musical serían las mismas.