Lo de Costa Rica ya no es sorpresa: 1-0 a Italia | Los campeones mundiales | DW | 20.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Lo de Costa Rica ya no es sorpresa: 1-0 a Italia

Los centroamericanos dieron una muestra de espíritu combativo y clasificaron a la segunda ronda en el llamado "grupo de la muerte".

Será el calor, la humedad, el cansancio acumulado de una larga temporada de duros partidos o quizás sencillamente que los equipos que tienen al frente son mejores. Las excusas que pueden buscar algunos equipos europeos son muchas, pero lo cierto es que en lo que va de Mundial han dejado mucho que desear, incluso aquellos que tenían grandes ambiciones, como Inglaterra, España o la misma Italia.

Antes de que comenzara el torneo, los “especialistas” miraban el grupo D y decían que Costa Rica no tenía ninguna opción. La gran virtud de los “expertos” es que pueden equivocarse medio a medio y sus vidas siguen como si nada. Costa Rica, la “cenicienta” entre Uruguay, Inglaterra e Italia, ha dado muestras de buen fútbol, de espíritu de lucha, de ambición y de jerarquía, pero también de ansias de vengar el desprecio generalizado.

El 1-0 de los ticos sobre Italia no es casualidad. El 3-1 sobre Uruguay ya dio una señal de lo que estaban dispuestos a hacer los jugadores de una selección que fue mirada en menos. Salieron este viernes (20.06.2014) al terreno de juego de igual a igual, no de chico a grande. Atacaron con impudicia, chocaron cuando hubo que chocar y metieron el gol cuando hubo que hacerlo. Algunos dicen que las estadísticas son solamente eso, y Costa Rica lo demostró con creces. Sobre el papel, Italia era invencible. Pero…

Balotelli estuvo peleado con la pelota.

Balotelli estuvo peleado con la pelota.

Una Italia lánguida

A los 7 minutos, el elenco dirigido por Jorge Luis Pinto dio su primer aviso con un cabezazo que pasó sobre el horizontal. El partido tuvo un trámite parejo, con un ir y venir del balón entre las dos áreas, sin que ninguno de los dos planteles encontrara los espacios para generarse oportunidades claras de gol. La primera de Italia digna de mencionarse fue a la media hora, cuando un apagado Mario Balotelli quedó frente al portero Keilor Navas e intentó burlarlo con un sombrero que salió desviado.

Tres minutos más tarde, el atacante más peligroso de la Azzurra disparó un misil que fue bien tapado por Navas. Al minuto 44, la primera polémica del partido se dio cuando Joel Campbell fue derribado dentro del área, sin que el árbitro pitara penal. Queda en el aire la duda sobre por qué en algunos partidos una jugada así termina con un cobro y en otros no se cobra nada. No importó, porque 60 segundos más tarde Júnior Díaz centró al área italiana, casi con precisión matemática a la cabeza de Bryan Ruiz: 1-0.

En el segundo tiempo, Costa Rica intentó ampliar las cifras. Italia, lánguida, casi sin ganas, buscó casi por compromiso un empate que jamás llegó. Salvo un lanzamiento libre de Andrea Pirlo, los azules poco más ofrecieron a sus hinchas. Los minutos finales se sucedieron en ataques costarricenses. Algo apagó a los europeos, que ahora se deberán jugar la clasificación ante Uruguay, una tarea nada sencilla. A Costa Rica eso ya no le preocupa: los ticos están en segunda ronda. Los expertos no pueden creerlo.

Como colofón, las declaraciones de Bryan Ruiz tras el partido: "Estamos en el grupo de la muerte. Ahora los muertos son otros".

Diego Zúñiga

DW recomienda