Libia pone a la OTAN en un dilema | Política | DW | 13.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Libia pone a la OTAN en un dilema

Desesperación dentro y fuera de Libia. Mientras los rebeldes son cada vez más acosados por las tropas de Gadafi y su ejército de mercenarios, la OTAN no logra cristalizar ningún apoyo militar más allá de lo aprobado.

default

Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN.

Los ministros de Exteriores de los países miembros de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) sostendrán una “reunión informal” este jueves 14 y viernes 15 de abril en Berlín.

París y Londres no están “nada contentos” con el papel que está jugando la OTAN en Libia. “La alianza hace demasiado poco para evitar los ataques de Gadafi a los rebeldes”, dicen en voz alta los ministros de Exteriores británico y francés, William Hague en Londres y Alain Juppé en París. Tanto Francia como la Gran Bretaña lo han solicitado en todos los foros, sea en Doha, en Luxemburgo o en Bruselas: “La OTAN debe volar más frecuente y más efectivamente, interviniendo en batallas en tierra.”

Más intervención y ¿más dinero?

Conocedores del andamiaje interno de la OTAN creen que detrás de dichas solicitudes de París y Londres se esconde algo: tanto a los franceses como a los británicos los costos de la intervención amenaza con ahogarlos. Así que a los llamados a más intervención de la OTAN en Libia se podrían sumar llamados de más dinero de la caja de la alianza militar. Hasta ahora la regla interna de la OTAN ha sido "Costs lie where they fall", algo así como “el que dispara paga”.

En todo caso, la misión en Libia muestra debilidades evidentes ante la consciente parquedad de Estados Unidos con su arsenal militar. La frustración cunde entre todos los miembros occidentales de la OTAN sobre lo concerniente el desarrollo de la campaña pro democrática en Libia. Giles Merritt, cabeza del grupo de pensamiento "Strategic Defence Agenda", con sede en Bruselas, reconoce ante Deutsche Welle que “hoy tenemos un empate. Las tropas de Gadafi son, más o menos, tan fuertes o débiles como las de los rebeldes que son apoyados por la zona de prohibición de vuelos y los aviones de la OTAN”.

Acuerdo sobre existencia de desacuerdos

Ni Gadafi quiere ceder, ni hay señales de una solución política. Eso no les hará nada fácil el trabajo a los ministros en Berlín. Y menos cuando la lista de desacuerdos es tan larga: ¿Deben ser armados los rebeldes por la OTAN? - Los unos dicen sí, los otros no.

¿Cuáles exigencias políticas puede formular la OTAN para una era pos-Gadafi? – También aquí el número de opiniones es amplio y diverso. También aquí le falta a la OTAN una postura diáfana.

Pero eso no es todo. La interrogante de si involucrarse o no en batallas sobre el terreno queda sin responder. Hasta ahora había consenso político sobre su rechazo: "No boots on the ground!".

Pero en Mons, la sede militar de la OTAN, en Bélgica, los preparativos ya comenzaron. El general alemán de cuatro estrellas, Manfred Lange, el N° 2 de la alianza, le confesó a Deutsche Welle que: “Naciones Unidas no se ha dirigido aún a nosotros, como tampoco a la Unión Europea. Pero en caso de que lo haga estamos preparados”.

Autor: Christian F. Trippe /JOV

Redaktion: Klaus Dahmann

DW recomienda