1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Libertad de prensa en Alemania: no todo lo que brilla…

La Asociación Alemana de Periodistas ha registrado desde 1981 alrededor de 240 casos de investigaciones contra periodistas. También en Alemania hay mucho por hacer…y defender.

default

No en todas partes es permitido imprimir la verdad.

Rheinpfalz, de Ludwigshafen: "Ya Federico Guillermo II de Prusia se quejaba amargamente de que la ‘libertad de prensa degeneraba en descaro’, para lo que utilizaba un juego de palabras en alemán ('Pressfreiheit artet in Pressfrechheit aus').

En las democracias modernas se combate ese ‘descaro de la prensa’ con allanamientos y confiscaciones (…). La Asociación alemana de Periodistas ha registrado desde 1981 alrededor de 240 casos de investigaciones contra periodistas (…).

En el caso de la publicación de supuestos secretos empresariales, la Ley parte de la suposición de que quien lo hace persigue motivos personales. Pero también puede tratarse, por ejemplo, de dar a conocer irregularidades que comprometen millones de euros de los contribuyentes, es decir de una cuestión de interés público.

Pero argumentar con la supuesta violación de leyes es amedrentar a la prensa y a sus informantes. ¿Quién se va a atrever a pasarle información a los periodistas si tiene que temer que el Estado lo persiga?”

Reforma de Gabinete: Sarkozy primero, Sarkozy segundo

L'Alsace, Mülhausen, en Francia: "(El primer ministro) François Fillon fue rebajado a asistente. Y el jefe de Gobierno (Nicolas Sarkozy) ha aprovechado la situación para anunciar, él mismo, los cambios de gabinete que él mismo decidió.

Todos los presidentes de la V República han tenido la última palabra en la composición de sus ministerios. Aún así, siempre ha sido el primer ministro el que ha recibido el encargo de hacerlo. No así Sarkozy, que asumió el volante y no parece querer dejárselo a otra persona.”

Del dicho al hecho…

Le Courrier Picard, de Amiens: "Una vez estallada la crisis (económica) Nicolas Sarkozy prometió que nada será como antes. Pero ya en plena crisis todo ha cambiado.

El presidente (Sarkozy) ha quemado todos los cartuchos de la política presupuestaria. Y con la recesión ha caído ahora en la trampa. Sarkozy rechaza un programa de ahorro y descarta, al mismo tiempo, subir los impuestos.

Aún así quiere emprender nuevos proyectos. Planes que necesitan ser financiados. De ahí la viene la idea de una gran emisión de bonos. Eso no es más que un acto simbólico muy a la medida de Sarkozy.”

Editor: Pablo Kummetz