1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

¿Le está vendiendo Rusia gas a Estados Unidos?

En realidad, la administración de Donald Trump quiere sacar a Rusia del mercado europeo del gas natural. Pero ahora se revela que Moscú le vende gas líquido directamente a EE.UU. ¿Cómo se entiende esto?

Planta de gas en Krasnojarsk, Rusia.

Planta de gas en Krasnojarsk, Rusia.

Rusia es el mayor exportador mundial de gas natural. Durante décadas, Moscú dependía de las tuberías que conducen desde los campos de gas en el norte o en Siberia a Europa occidental.

Gazprom sigue manejando la mayor parte del negocio a través de dichos gasoductos. Pero a menudo hay disputas en torno a las instalaciones, porque hay cada vez más países involucrados.

Esta es una de las razones por las que el Kremlin intenta reducir esa dependencia. Y, al igual que otros exportadores de gas, Moscú le apuesta a una mayor exportación de gas líquido. Novatek, el segundo mayor productor de gas de Rusia, está particularmente involucrado aquí. Leonid Michelson, su gerente general, es considerado el hombre más rico de Rusia.

¿Efecto de la ola de frío?

Novatek explota desde hace años en la ártica península de Yamal gigantescas cantidades de gas licuado. La compañía mantiene el 60 por ciento de las acciones allí. Pero también la petrolera francesa Total e inversionistas chinos hacen parte del grupo de productores de gas licuado ruso.

Por estos días ha sonado la noticia de que el gas licuado de Yamal se exporta  a Estados Unidos a través de un intermediario francés. A Estados Unidos, irónicamente. Washington ha hecho todo lo posible para torpedear la exportación de gas de Rusia a Europa. ¿Y ahora le está comprando gas a Moscú?

Pero este hecho es menos espectacular de lo que parece a primera vista. El hecho es que la ola de frío que afecta por estos días el Este de Estados Unidos ha hecho subir la demanda, pero también los precios de la energía. Y Washington ha tenido que salir a comprar gas al mercado mundial.

"No se trata de un giro político", dice Sviatoslav Bikh, del Centro Analítico para el Gobierno de la Federación de Rusia, un grupo de expertos en Moscú.

Beneficios para los consumidores

Por lo general, es difícil para Rusia y otros países exportar a los Estados Unidos. "Los precios no son bajos debido a que los mismos estadounidenses tienen suficiente gas", agrega Bikh.

Es muy posible que los estadounidenses compren en el futuro una que otra carga de gas licuado. Pero siempre serán cantidades comparativamente pequeñas, creen los expertos en Moscú.

Mucho más interesante es ver cómo el negocio de la energía está cambiando en todo el mundo: mientras el transporte de gas se desarrollaba solo a través de gasoductos, el comercio se llevaba a cabo a nivel regional. Ahora, los camiones y buques cisterna han permitido globalizar el negocio.

La competencia se está poniendo más dura. Los consumidores pueden alegrarse: a mayor competencia, precios más bajos.

Miodrag Soric (jov/vt)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independente en 30 idiomas. Síganos en Facebook  | Twitter | YouTube |  

DW recomienda