Las mentiras del LochteGate | Deportes | DW | 19.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Las mentiras del LochteGate

El Comité Olímpico de Estados Unidos ha pedido perdón y ha anunciado que tomará medidas contras los cuatro nadadores, a los que la Justicia brasileña acusa de "falsa denuncia de crimen".

El llamado ya Lochtegate sigue dando de qué hablar. En las últimas horas, la Justicia brasileña presentó cargos contra uno de los cuatro nadadores estadounidenses por “falsa denuncia de crimen”. Ante esto, la defensa de James Feigen se comprometió a pagar una multa de 35.000 reales (10.800 dólares) para que la Justicia autorice su regreso a Estados Unidos después del polémico incidente que protagonizó junto con otros tres atletas –Gunnar Bentz, Jack Conger y Ryan Lochte- en Río de Janeiro.

Y es que tras varios días de incertidumbre, en los que los protagonistas cambiaron su versión de los hechos en numerosas ocasiones, la policía brasileña ha sacado sus propias conclusiones: los deportistas olímpicos estadounidenses mintieron.

Reacciones en las redes sociales

Los seguidores de los cuatro deportistas y del olimpismo en general han observado con mucho interés lo ocurrido desde el pasado domingo. Mientras que al principio lamentaron preocupados el supuesto asalto con pistola que sufrieron los nadadores, las grabaciones de las cámaras de seguridad del club nocturno al que acudieron, las de la gasolinera y las de la villa olímpica demuestran que la realidad no concuerda con la versión de los hechos relatada por los cuatro. El diario español El País las ha recopilado en un video publicado en su página web.

Horas después de hacerse públicas las imágenes, el Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, por sus siglas en inglés) se vio obligado a reaccionar.

En su cuenta de twitter, el presidente del USOC, Scott Blackmun, publicó un comunicado en nombre del equipo en el que lamenta el comportamiento de los cuatro nadadores, lo califica de inaceptable y asegura que no representa los valores del movimiento olímpico de Estados Unidos. Blackmun pidió disculpas a sus “anfitriones” en Río de Janeiro y a todo el pueblo brasileño, declaró que revisarán lo ocurrido cuando todo el equipo vuelva a Estados Unidos y que se decidirán allí las potenciales consecuencias.

Brasilien Gunnar Bentz und Jack Conger verlassen die Polizeistation Rio Flughafen

Gunnar Bentz (i) y Jack Conger (d) abandonan la comisaría del aeropuerto de Río de Janeiro tras prestar declaración.

Lochte, el protagonista

El New York Times cargó duramente hoy contra el único de los cuatro nadadores que pudo viajar sin problemas a Estados Unidos, Ryan Lochte. En un artículo titulado For the Spotlight? Ryan Lochte Was Ready to Do Anything” (¿Para ser el centro de atención? Ryan Lochte estaba dispuesto a hacer cualquier cosa), el NYT recuerda el cuestionable comportamiento y las excentricidades mostradas por el nadador de Rochester (NY) durante toda su carrera.

En el artículo, el diario neoyorkino recuerda que Ryan Lochte (12) y su compañero Michael Phelps (28) son los dos estadounidenses que más medallas han conseguido en la historia de los Juegos Olímpicos. Asimismo, explica que mientras Phelps entrenó duramente todos los días durante años, la falta de seriedad de Lochte le provocó lesiones que cortaron en parte su progresión, ya fuera montando en motocicleta, bailando break-dance o cayéndose patinando.

Horas después de haber borrado uno de los últimos vídeos que posteó en su cuenta de twitter, ante la avalancha de comentarios y críticas que suscitaron sus declaraciones en una entrevista concedida a la cadena estadounidense, Lochte publicó un comunicado disculpándose por lo ocurrido.

Eso sí, justificando su comportamiento por lo traumático que es encontrarse en un país extranjero -con la consiguiente barrera idiomática- con una persona apuntándote con un arma y exigiéndote dinero para dejarte ir.