1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Las lecciones de la renuncia de Wulff

A raíz de la reciente renuncia del presidente alemán Christian Wulff, debido a presuntos casos de corrupción, Transparencia Internacional insta a hacer cambios y presenta una “Iniciativa por la integridad”.

default

Corruptos: ¿Cada vez más descarados?

Las fiestas de verano a las que tradicionalmente invita el presidente alemán en funciones son famosas por sus grandes dimensiones. A dicha fiesta son invitados cientos de políticos, periodistas, ciudadanos y organizaciones de todo el país. Para algunos, un reconocimiento a sus labores.

“Gastos que al fin de cuentas se cubren con dineros públicos, que no provienen de otra fuente sino del contribuyente”, como recuerda Jochen Bäumel, de Transparencia Internacional (TI), la ONG que combate la corrupción a nivel global y cuya sede principal se encuentra en Berlín. ¿Pero cómo hacer una fiesta para los ciudadanos sin tener que pagarla con el dinero que ellos han pagado en impuestos?

¿Más normas de conducta?

Wochenrückblick Welt KW 48 Iran Flash-Galerie

Corrupción es uno de los mayores obstáculos de desarrollo.

Tras la reciente renuncia del presidente Christian Wulff, Transparencia Internacional apeló por la implementación de leyes más estrictas sobre donaciones a políticos y códigos de conducta.

En lo que TI ha dado por llamar “Iniciativa por la integridad”, dicha organización no gubernamental ha presentado todo un catálogo de medidas para combatir la corrupción en todos los niveles del ejercicio político. En el caso de las donaciones para una fiesta como las organizadas por la oficina de la presidencia, TI propone que donaciones para estos eventos que superen los 2.000 € ($ 2.650 dólares) deben hacerse públicas. El límite actual para hacer pública una donación está fijado a partir de los 10.000 euros.

Diputados abogados guardan secreto sobre clientes

Según TI, las donaciones a miembros tanto del Parlamento como del Consejo Federal alemanes debieran ser prohibidas. Además, los cargos adicionales que ejecuten los mismos miembros de ambas cámaras deben ser de conocimiento público.

Los diputados del Bundestag, el Parlamento alemán, en efecto, tienen que declarar ya entradas extraordinarias superiores a los 1.000 euros, pero los abogados, y de ellos hay cualquier cantidad en el Bundestag, no están obligados a dar los nombres de sus clientes. Una flaqueza que enfurece a Transparencia Internacional.

Invitaciones con “doble sentido”

ICE vor Bundestag

Un tren del Deutsche Bahn pasa frente al Reichstag, sede del Parlamento alemán.

Pero hay otra cosa que le depara los más fuertes dolores de cabeza a TI: el amplio grupo de cabilderos, a pesar de que desde 1972 existe una lista pública de organizaciones y sus representantes parlamentarios.

Según Edda Müller, igualmente de Transparencia Internacional, “es necesario regular el trabajo de los cabilderos para diseñar códigos obligatorios de conducta, en particular su influencia en la legislación. Müller recomienda que “toda persona que trabaje en el diseño, redacción y aprobación de una ley, debiera quedar registrada”.

Por último, TI exige mayores estándares de conducta, en caso de invitaciones, regalos y viajes. Un ejemplo: una ley le permite a los miembros del Parlamento alemán viajar gratis con la Deutsche Bahn, la empresa nacional de ferrocarriles.

Autor: Marcel Fürstenau / José Ospina-Valencia
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda