1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

"Las FARC deben repudiar el secuestro, para siempre"

La ex rehén colombiana Ingrid Betancourt recibió en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias 2008 en una ceremonia en la cual hizo un claro llamado a la guerrilla que la mantuvo cautiva durante años.

default

Ingrid Betancourt recibió en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias.

Ingrid Betancourt, ex política y ex rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), recibió en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias 2008, junto con otras personalidades de la ciencia, el arte y el deporte.

En uno de los discursos más importantes de su vida, Betancourt se refirió al grupo guerrillero que la mantuvo cautiva durante años. Con su voz delicada, pero en tono contundente, dijo que "nadie puede sacrificar a un ser humano en el altar de su ideología, de su religión o de su cultura."

"Si las FARC no quieren ser consideradas como terroristas por el resto del mundo, tienen que rectificar su acción, repudiando el secuestro para siempre", subrayó.

Befreiung von Ingrid Betancourt

Ingrid Betancourt en el momento de su liberación.

Además, dijo a las FARC que "la deshumanización de sus tropas, necesaria para poder mantener seres humanos encadenados durante largos años, es una responsabilidad que recae sobre sus comandantes. Los miembros del secretariado saben que el mundo los señala con severidad".


Betancourt agradeció de nuevo los esfuerzos de todos los involucrados directa o indirectamente en su liberación. "Hace algunas semanas estábamos mis compañeros y yo en el mundo húmedo y asfixiante de la selva, donde nada era nuestro, ni siquiera nuestros propios sueños", recordó.

También hizo un llamado a encontrar un orden más justo, y a luchar contra fenómenos como el crimen organizado.

"Hacemos un desgarrador llamado a nuestros pueblos hermanos, en toda América Latina, para que impidan que el secuestro se generalice en nuestro continente. Pedimos que la droga que se produce en Colombia y en otras regiones no pueda transitar por los territorios de nuestras geografías, porque con la riqueza que genera se alimenta el terrorismo y se incrementa el secuestro. Pedimos que todos nuestros pueblos detengan el tráfico de armas porque esas mismas armas se utilizan en contra de nuestra población, para quitar la vida y la libertad de nuestros seres queridos. Pedimos que, en la consciencia de cada hogar, se castigue la corrupción, porque ella permite que quienes actúan para favorecer el crimen, no tengan que enfrentar la ley", dijo Betancourt.

Lea en las siguientes páginas el discurso íntegro de Ingrid Betancourt en la entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

DW recomienda