1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Las elecciones regionales inquietan al Gobierno de Merkel

Un año políticamente movido en Alemania alcanza su punto álgido este domingo (27.3.2011) con los comicios en los Estados de Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado. Democratacristianos y liberales están que tiemblan.

default

Malas perspectivas regionales para los conservadores alemanes.

En Alemania crece la expectación de cara a las elecciones regionales que se celebrarán este domingo (27.3.2011) en los Estados federados de Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado, ubicados en el sudoeste del país. En el primero aumentan las probabilidades de que los conservadores pierdan el poder que han detentado durante 58 años. Después de todo, los ciudadanos llevan meses protestando contra las políticas de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y el Partido Liberal (FDP), la coalición que compone el Gobierno central.

Miedo en Baden-Wuttemberg

Baden-Württembergs Ministerpräsident Stefan Mappus mit Angela Merkel

Merkel mostrando apoyo a la campaña de Mappus en Baden-Wurtemberg.

A la indignación que despertó en la ciudadanía el oneroso proyecto de transformación de la estación central de trenes de Stuttgart –la capital de Baden-Wurtemberg– se suma ahora la desconfianza en la seguridad de las centrales atómicas germanas, atizada por la catástrofe nuclear de Japón y expresada en multitudinarias manifestaciones a pie de calle. De ahí que el todavía primer ministro del Estado, Stefan Mappus, se haya convertido, de la noche a la mañana, en un escéptico de la energía nuclear.

“Las plantas atómicas que no cumplan con las exigencias de seguridad serán desactivadas, no en siete años, ni en quince, ni en veinte, sino de inmediato”, declaró Mappus recientemente, y eso pese a que fue precisamente él quien, hasta hace poco, brillaba en la escena política como uno de los más activos defensores de que las centrales continuaran contectadas a la red. Y el electorado lo sabe: las encuestas más recientes sugieren que una alianza de los Verdes con el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) podría imponerse a los conservadores en las urnas y sacarlos del poder.

El SPD, firme en Renania-Palatinado

TV Duell vor Landtagswahl in Rheinland-Pfalz Beck Klöckner

Beck y Klöckner se baten a duelo en Renania-Palatinado.

En Renania-Palatinado, por el contrario, la CDU no tiene nada que perder y mucho que ganar. Ese Estado federado es regido desde hace 17 años por el socialdemócrata Kurt Beck. A sus 62 años, es el más viejo de todos los primeros ministros de Alemania. Su aire paternal ha calado muy bien entre los electores y le ha permitido gobernar con mayoría absoluta desde 2006. “Ésa es mi manera de hacer política”, ha dicho Beck, aludiendo a su costumbre de acercarse a la gente sin reservas.

“Ese abismo que existe entre la ciudadanía y los políticos debe desaparecer”, opina Beck, quien, pese a los rasguños que en su perfil han dejado varios incidentes políticos en la región, sigue estando por delante de la candidata de la CDU, Julia Klöckner, al menos cuando se les compara personalmente.

“Yo opino que un cambio de vientos le caería muy bien a este Estado”, sostiene mientras tanto Klöckner. Según algunos sondeos, su formación le está pisando los talones al SPD y, en las cifras que arrojan otros, ambos se encuentran empatados. Pero, al igual que en Baden-Wurtemberg, Klöckner tendrá que luchar por los votos lanzándose de cabeza al debate sobre el futuro de la energía nuclear en Alemania, un campo en el que, como su colega Mappus, no lleva ventaja.

Los Verdes y la importancia de las alianzas

Deutschland Wahlkampf Rheinland Pfalz FDP Guido Westerwelle

Debacle del FDP en Renania-Palatinado podría costarle el cargo a Westerwelle.

Además, está claro que a Klöckner le hace falta un socio para armar una coalición. Los niveles de popularidad del FDP, el Partido Libertal germano, están tan bajos que deberá esforzarse para siquiera verse representado en el Parlamento de Renania-Palatinado. Con menos del cinco por ciento de los votos no se obtienen escaños, y en las encuestas los liberales apenas acarician tal resultado.

Esto convierte en improbable una alianza regional entre la CDU y el FDP. Pero, ¿con quién entonces? ¿Con los Verdes? Los analistas anticipan que los ecologistas podrían pasar de no tener representante alguno en la Cámara de Maguncia a obtener entre un 13 y un 14 por ciento de los votos en los comicios. Son ellos los que más puntúan con el debate energético. Aún así, los Verdes han dejado ya claro que su aliado ideal es el SPD, y para desgracia de los conservadores, lo más probable es que sea ése el aspecto que finalmente tenga la coalición que el 27 de marzo arrojen las urnas.

Y es por estas tendencias en Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado que la CDU y el FDP muestran inquietud. La nueva presión podría llevarlos a pelearse entre sí, cosa que con fatales consecuencias para Berlín ya sucedió y que ambos esperaban poder haber dejado definitivamente tras de sí. De hecho, mientras los Verdes contemplan la posibilidad de erigirse en un partido con gran poder de convocatoria, esta crisis podría terminar costándole el cargo al jefe del FDP y actual ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle.

Autor: Doris Krannich / Richard Fuchs / Eván Romero
Editora: Luna Bolívar Manaut

DW recomienda