1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La visión de Trump sobre Siria

¿Cuál será la estrategia de Donald Trump para Siria? Entre muchos otros interrogantes, inquieta a la región el rol de los Estados Unidos en esta crisis que comenzó en 2011.

“Tengo una visión diferente a la de mucha gente respecto de Siria”, declaró el presidente electo Donald Trump al periódico “Wall Street Journal” la semana pasada.

Mientras el multimillonario Trump se prepara para asumir la presidencia el próximo 20 de enero, se multiplican las incertidumbres en torno a temas como el conflicto sirio, que tiene carácter multilaleral desde 2011.

Pero detrás de los slogans y de la retórica, Trump ya deslizó algunas de sus ideas. Su foco está puesto en combatir al “Estado Islámico” en lugar de llevar adelante una política agresiva contra el brutal régimen del presidente Bashar al-Assad.

“Mi  posición es: estamos combatiendo a Damasco y Damasco está combatiendo al EI. Pero nosotros nos tenemos que deshacer del EI. Rusia está ahora totalmente alineada con Siria y al igual que Irán, que cada vez es más poderoso por nuestra culpa. Estamos apoyando rebeldes contra el Gobierno de Siria y no tenemos idea de quién es esa gente”, dijo Trump.

“Peleando contra Damasco nos terminamos peleando con Rusia”, declaró el presidente electo al “Wall Street Journal”.

El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, quien suena como candidato a ser el próximo secretario de Estado, dijo el martes (15.11.2016) que la política de Trump para la región va a concentrarse en desmantelar al Estado Islámico.

"El EI … es el gran peligro y no porque exista en Irak o en Siria, sino porque hizo algo que Al-Qaeda nunca logró: fue capaz de expandirse en todo el mundo”, declaró Giuliani a la CNN

No habría “cambio de régimen”

En reiteradas oportunidades, Trump ha criticado el apoyo de Washington a los rebeldes “moderados” que luchan por derrocar el régimen de Assad.

En un entrevista transmitida por CBS en febrero, Trump cuestionó el objetivo final de abastecer a los grupos armados de oposición en Siria. "Assad no es un bebé, no es bueno, pero ¿quiénes son las personas que estamos apoyando?", se preguntó Trump. "Le estamos dando todo este dinero y todo este equipo a gente que no tenemos idea de quién es. Probablemente son peores que Assad", añadió.

Uno de los presentadores preguntó si los mejores lazos con Rusia le permitirían presionar a Moscú para que Assad se aparte. "Bueno, han estado intentando hacer eso. ¿Podría yo? No creo que sea importante, para ser honesto contigo. Pienso, francamente, que si tumbamos o noqueamos al gobierno de Assad, ¿quién va a hacerse cargo de toda la gente que estamos devolviendo?. Entonces vas a tener (algo) como Libia", respondió.

Desde su victoria electoral sin precedentes a principios de este mes, la entrevista de la CBS comenzó nuevamente a circular en las plataformas de medios sociales como un ejemplo de su visión de política exterior.

“Y si ataco…”

En septiembre de 2013, en un momento de intenso debate en todo Estados Unidos sobre si Obama lanzaría una campaña militar en Siria para derrocar a Assad, Trump se lanzó a su cuenta de Twitter para ofrecer su opinión: “Muchos 'rebeldes' sirios son yihadistas radicales. No son nuestros amigos y apoyarlos no sirve a nuestro interés nacional", escribió.

Cuando otro usuario de Twitter le preguntó qué haría con Siria en caso de que fuese presidente, respondió: "Yo les dejaría luchar entre sí - (y) me concentraría en EE.UU.". Y agregó: “Pero si atacara, lo haría por sorpresa y no lo anunciaría antes por todos los medios”.

La política de Obama de apoyar a los rebeldes "moderados" provino de la brutal represión del régimen de Assad contra las fuerzas de la oposición. Según cifras de la ONU, más de 250.000 personas han muerto en Siria desde 2011, cuando el ejército sirio lanzó una violenta represión contra los manifestantes pacíficos que exigían que Assad renunciara.

Sanders, Lewis

 

DW recomienda