1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La UE promueve la privacidad de datos personales

La exigencia legal de garantizar la privacidad en productos y servicios que procesen datos personales en la UE favorecerá la competitividad en el mercado europeo, dijo hoy el jefe adjunto de Protección de Datos de la Dirección de Justicia y Consumidores de la Comisión Europea, Thomas Zerdick. La privacidad por diseño es uno de los requisitos que se incluyen en el Reglamento General sobre Protección de Datos de la Unión Europea (UE), que entrará previsiblemente en vigor en junio de 2018, dijo el responsable comunitario durante un foro sobre privacidad del Data Privacy Institute de ISMS Forum, celebrado en CaixaForum Madrid. Cuando un ciudadano en Asia o en otro país fuera de Europa decida contratar los servicios de una empresa digital tenderá a seleccionar la que garantice la privacidad de sus datos personales si tiene esa opción, y en ese sentido, la protección que garantiza la Unión Europea dará ventaja competitiva a la firma europea, añadió. De acuerdo al reglamento, las empresas que procesan datos personales como parte de su negocio, incluso las extranjeras, habrán de avisar rápido a la Agencia de Protección de Datos del país pertinente y también comunicar el suceso a los usuarios en caso de fuga de información personal relevante. A mediados de diciembre los Estados de la UE confirmaron el acuerdo con el Parlamento Europeo (PE) y la Comisión Europea (CE) sobre el nuevo paquete legal en protección de datos, en el que se incluye dicho reglamento. Actualmente, dijo, se trabaja en la traducción del contenido del acuerdo, que está en inglés, al resto de idiomas de la UE. Se trata de un trabajo arduo que implica tiempo teniendo en cuenta los matices legales de su contenido, que no deben alterarse al pasarlos a otro idioma, explicó. Es previsible que el próximo junio se publique el texto definitivo del Reglamento en el Diario Oficial de la Unión Europea, y a partir de entonces tendrán que pasar dos años hasta su entrada en vigor; su aplicación será vinculante para cada Estado miembro. (EFE)