1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La UE decide redoblar controles financieros y se divide ante Barroso

La conveniencia de dar o no apoyo a la reelección de José Manuel Durao Barroso como presidente de la CE abrió una profunda grieta entre el grupo socialista en la Eurocámara y los gobernantes socialistas europeos.

default

Jose Manuel Durao Barroso: la manzana de la discordia.

En cambio, los 27 jefes de Estado y de gobierno comunitarios alcanzaron en la noche del jueves al viernes (19.06.09), en el primer día del Consejo de Bruselas un acuerdo para reforzar el sistema de supervisión de los mercados financieros en el bloque.

Las amplias concesiones a Irlanda para que su población dé su voto favorable en un segundo referéndum, tras el fracaso de junio de 2008, al Tratado de Lisboa quedaron relegadas hasta el viernes.

Con las medidas adoptadas en la noche, el Consejo intenta evitar que el sector financiero de la UE entre nuevamente en una zona de graves turbulencias como las que actualmente está padeciendo.

Entre los objetivos de la Comisión Europea, que recibe así el respaldo de los gobernantes europeos a su propuesta de reforzamiento de los controles del sistema financiero, figura la creación de un esquema de verificación de riesgos para el conjunto de las entidades financieras europeas.

El nuevo instrumento de control adoptará previsiblemente el formato de Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos o "European Systemic Risk Board" (ESRB por sus siglas en inglés), bajo el paraguas del Banco Central Europeo (BCE). Su principal tarea sería actuar como mecanismo de alerta temprana.

Mientras tanto, el actual presidente del grupo socialista en el Parlamento Europeo, Martin Schulz, advirtió a los jefes de Estado y de gobierno de la UE de que no deben designar "de manera automática" para un segundo mandato a Barroso.

"Yo no voy a elegir a Barroso”

"Yo no voy a elegir a Barroso y voy a recomendar a mis colegas que hagan lo mismo. Barroso es decididamente un pésimo candidato", dijo Schulz, del Partido Socialdemócrata alemán (SPD). Según Schulz, el balance del primer mandato de Barroso es negativo y el presidente del Ejecutivo europeo tampoco cuenta con un apoyo mayoritario en el Parlamento Europeo.

En ese mismo sentido, el político socialista lanzó un claro mensaje a sus correligionarios de filas, los jefes de Estado y gobierno socialistas de la UE, entre ellos el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el primer ministro británico, Gordon Brown, o el primer ministro portugués, José Sócrates.

"Aunque los primeros ministros socialistas de la UE apoyen al señor Barroso a través de una declaración política, mi grupo no va a votar por él y no va a votar por él tampoco en el mes de julio. Que nadie crea que vamos a cambiar de idea", subrayó Schulz.

Por su parte, el líder del Partido de los Socialistas Europeos (PSE), Poul Nyrup Rasmussen, reclamó en la reunión de esta agrupación previa al Consejo de Bruselas que la reelección de Barroso no sea una imposición y que el Parlamento Europeo sea consultado. "Se trata de respetar al Parlamento Europeo", aseguró.

En palabras del líder socialista, el Consejo no debería poner al Parlamento ante la disyuntiva de decir un "sí o un no" a Barroso.

"En el Parlamento ni siquiera saben aún cuántas fracciones van a ser admitidas", afirmó el líder de los socialistas europeos. El nuevo Parlamento Europeo, elegido a principios de junio, se reunirá en sesión constituyente el 14 de julio, razón por la cual Schulz aboga por que la designación del presidente de la Comisión sea postergada hasta septiembre.

¿Rápida decisión?

En tanto, el presidente saliente del Parlamento Europeo Hans-Gert Pöttering reclamó una rápida decisión. "Una elección en julio sería una señal de estabilidad", afirmó. "Siempre fui de la opinión que justamente en esta época difícil necesitamos estabilidad", dijo Pöttering, quien se manifestó por una votación en el Parlamento Europeo durante la sesión plenaria del 14 al 16 de julio en Estrasburgo.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, reiteró el apoyo de Madrid a Barroso. "Barroso es un buen candidato y ha hecho una buena presidencia de la Comisión", aseguró Moratinos en rueda de prensa.

En ese mismo sentido, Moratinos subrayó que la continuidad de Barroso al frente del ejecutivo comunitario se justifica porque "es preciso que la Comisión se ponga a trabajar cuando antes" para facilitar así la salida de la crisis financiera que ahoga al bloque comunitario, de 27 miembros.

El titular de la cartera de Exteriores también afirmó que de cara a la presidencia española del Consejo, en el primer semestre de 2010, se hace necesario contar con una Comisión fuerte. "Necesitamos una Comisión eficaz", aseguró.

Por su parte los estados de la UE están en desacuerdo sobre las garantías legales que Irlanda reclama para un segundo referéndum sobre el Tratado de Lisboa. Según aseguraron hoy fuentes diplomáticas, los jefes de Estado y Gobierno de la UE deberán decidir mañana sobre el tema. Inicialmente se preveía una decisión para este jueves por la noche.


Autor: PK/dpa

Editor: Enrique López

DW recomienda