1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La UE asesora a China

Expertos británicos aconsejan a funcionarios chinos sobre cómo minimizar el impacto social del cierre de minas improductivas. En Shanghai, el sistema local de pensiones está ampliamente basado en el de Suecia.

default

EU y China: manejar la diversidad y garantizar la cohesión social

Cuando se trata de empleo o asuntos sociales, expertos del continente que inventó las prestaciones sociales modernas creen que tienen mucho que ofrecer a China.

"Queremos ayudar a China a desarrollar un moderno sistema de protección social", dijo Vladimir Spidla, comisario de la UE de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades antes de partir hacia una visita de tres días a Shanghai.

Durante su visita, el checo planea compartir sus puntos de vista en temas como relaciones laborales y seguridad social y firmar un acuerdo formal con la Academia de Ciencias Sociales China, el principal centro de estudios chino en ese campo.

Mientras China es libre de recoger y elegir ideas políticas de Japón, Estados Unidos y cualquier otra nación, expertos en Bruselas dicen que la UE está especialmente bien posicionada para ofrecer sus consejos.

En los últimos años, por ejemplo, la UE ayudó a una serie de naciones a pasar de una economía planificada a una economía de mercado (10 de 12 países que se sumaron a la Unión desde 2004 eran comunistas).

Gestionar la diversidad y garantizar la cohesión social

Y otras áreas en las que la UE se considera con experiencias positivas incluye la de manejar la diversidad y garantizar la cohesión social.

"Tanto la UE como China quieren combinar el progreso social y económico. Y mientras ellos tienen 31 provincias, nosotros tenemos 27 Estados miembros", comentó un funcionario de la UE.

A pesar de (o justamente a causa de) su deslumbrante crecimiento económico, China está sufriendo una serie de problemas que a Europa le llevó años controlar.

Uno de ellos tiene que ver con la salud y la seguridad en los lugares de trabajo. Más de 101.000 personas murieron en accidentes laborales en China en 2007. Y a pesar de una reducción del diez por ciento con respecto al año anterior, las cifras ofrecidas por el jefe de la administración del estado de seguridad laboral son consideradas "inaceptablemente altas" por funcionarios chinos.

Mientras tanto, el gobierno gastó miles de millones en mejorar la seguridad en las minas de carbón, consideradas entre los lugares más peligrosos del mundo.

Otro enorme problema que China apenas empieza a confrontar -y que Europa conoce perfectamente- es el envejecimiento de la población.

Cómo modernizar sistemas

Como resultado de su política de "una familia, un hijo" y el hecho de que los chinos más ricos viven más, la expectativa de vida de los hombres chinos aumentó a 71,3 años. En la India es de 63,2 años.

La UE ofreció ya 20 millones de euros (28,8 millones de dólares) en fondos, así como en asistencia técnica y en entrenamiento de funcionarios civiles, para ayudar a China a modernizar su sistema de pensiones.

Esta ayuda no es del todo desinteresada. Si los trabajadores chinos tienen garantizadas mejores pensiones y más derechos, por ejemplo, eso limitaría el "dumping social", una expresión utilizada para describir la capacidad de los países de exportar productos baratos utilizando parámetros laborales bajos.

Mejorar las condiciones laborales y sociales en China, señala Spidla, "responde a nuestro interés. Es la mejor manera de defendernos del dumping social".

DW recomienda