1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

La supercomputadora de los petaflops

En Alemania comenzará a funcionar pronto una supercomputadora capaz de realizar billones de cálculos por segundo. El aparato genera cuentas de luz también millonarias.

default

Thomas Lippert frente a una de las supercomputadoras de Jülich.

Aún no tiene nombre. Por ello se le conoce aún como la “computadora Peta”. Pero el mismo apelativo indica que el artefacto está destinado a convertirse en un gigante electrónico. Para medir su desempeño se tuvo que inventar una nueva denominación: los llamados petaflops, cada uno de los cuales equivale a mil billones de cálculos por segundo.

Jugene Aufbau des Supercomputers

Las supercomputadoras ocupan un espacio enorme.

Un coloso en ciernes

“Es difícil dar una idea gráfica debido a que las cifras son demasiado grandes. Pero podemos decir que las funciones de esta computadora equivaldrán a las de 50.000 ordenadores personales interconectados”, dice Thomas Lippert, director del Centro Gaus de Supercomputación (CGS), que tiene su sede en la ciudad de Jülich.

El coloso computarizado, que se encuentra en fase de instalación, lleva en sus entrañas 72.000 procesadores agrupados en celdas del tamaño de una cabina telefónica. Toda la maquinaria debe ser sometida a procesos de regulación de temperatura a fin de evitar el sobrecalentamiento.

¿Para qué servirá un aparato de tales dimensiones? Lippert aclara que “sus posibles aplicaciones son muy diversas. Van de la nanotecnología a la nanoelectrónica, de la geología a la ingeniería. También podría aprovecharse su utilidad en la investigación de partículas o en la astronomía”.

La computadora Peta será capaz de realizar modelos de simulación que de otro modo tardarían meses. De hecho, ya hay numerosas solicitudes de uso para el artefacto. Así, la ciudad de Jülich podría consolidarse como sede internacional de la supercomputación.

Lippert, en cambio, rechaza toda connotación de competencia. “No se trata de ser el número uno en materia de supercomputación. La demanda por el momento es muy superior; la ciencia exige enormes cantidades de operaciones aritméticas”, dice.

Supercomputer wird verkabelt

La nueva supercomputadora estará lista en marzo próximo.

La energía es el límite

Las supercomputadoras avejentan con rapidez. El desempeño de estas máquinas se duplicará en un lapso de dos años, afirma el especialista alemán. No parece haber fronteras a este avance. Sin embargo, algunos obstáculos están presentes.

“Las limitaciones las impone el consumo de energía”, dice Lippert. “Alimentar un aparato de estos puede costar hasta dos millones de euros al año. Pero tomando en cuenta el desempeño, la cantidad es la menor posible. Con todo, se trata de un sistema bastante eficiente”.

Así, uno de los retos más importantes en materia de supercomputadoras es lograr que su operación sea más ahorrativa en términos de consumo de energía. El gigante debe estar listo dentro de un mes. Posteriormente vendrá la fase de prueba y en mayo será puesta en funcionamiento de manera oficial. También, para ese entonces, ya tendrá un nombre definitivo.

DW recomienda